James abrió el camino de la victoria para el Madrid

El mediocampista colombiano de media distancia anotó su gol 12 en la Liga y el equipo merengue venció 3-0 al Almeria.

James Rodríguez celebra el primer gol del Real Madrid contra el Almeria. Foto: AFP

Zurdazo y balón al ángulo, de esta manera James Rodríguez abrió el marcador a favor del Real Madrid que terminó venciendo con contundencia 3-0 al Almeria y se mantiene en la pelea por el título de la Liga de España con el Barcelona, que el martes goleó y gustó. El colombiano desatascó a un Madrid con muchos problemas al borde del descanso con un gol de videoteca. El 10 enganchó una volea desde fuera del área e hizo el primero. En el segundo acto, Dos Santos puso cuesta arriba el partido para los andaluces con un tanto en propia puerta y Arbeloa sentenció el encuentro tras dejar en la red un disparo desviado de Chicharito.

Ganar al Almería parecía obligatorio para los 'merengues' si no querían perder gran parte de sus opciones de ser campeón, ya que el calendario se le complica ahora, con una visita al Sevilla el sábado y recibiendo al Valencia en su siguiente partido como local. El noruego de 16 años Martin Odegaard, gran promesa del Real Madrid, vivió su primer partido como convocado por el equipo blanco. Llegó a calentar en la banda del Bernabéu, pero no entró finalmente en el partido.

El dúo Kroos-Illarramendi (el público se impacientó con el vasco por momentos) no ofreció la fluidez necesaria para desbordar con continuidad al equipo de Sergi Barjuán salvo en los primeros diez minutos, si bien buena parte de la culpa de las llegadas peligrosas del Real Madrid fue de James Rodríguez. El colombiano era la única luz, el único que parecía capacitado para generar desequilibrios sin olvidar el tremendo trabajo del mexicano Javier 'Chicharito' Hernández. Jesé Rodríguez, titular, apenas aportó nada por la banda derecha y Cristiano Ronaldo estuvo voluntarioso por momentos pero gris.

El Almería, superado el susto y la timidez iniciales, comenzó a olvidarse de dónde estaba, de sus bajas y empezó a abrirse de forma paulatina. Con Verza y Corona como directores creativos y la movilidad de Thomas, trató de aproximarse a Keylor Navas, pero sin recursos en el área rival pese a la labor del israelí Hemed. Aunque necesitaba los puntos, sabía que esta no era su Liga. Pese a ello, el Real Madrid le estaba permitiendo seguir vivo y comenzaba a creer hasta que James Rodríguez, justo antes del descanso, aprovechó un rechace de la defensa para impactar un gran zurdazo al que no pudo responder Rubén Martínez.

Era el gol 100 del Real Madrid en la Liga 2014/15, un tanto importante porque desatascaba el choque, en el que le era imprescindible amarrar el triunfo para llegar al Ramón Sánchez Pizjuán a tiro del Barcelona. Y la sentencia tampoco tardó en llegar, porque nada más volver de los vestuarios, una internada del alemán Toni Kroos por la derecha acabó en autogol del argentino Mauro dos Santos (m.49), quien pretendía impedir el gol de Cristiano Ronaldo, quien admitió con un gesto al público que no había sido el autor del 2-0.

Sergi buscó soluciones con Zongo y Espinosa. Ancelotti tampoco tardó en dar reposo a James Rodríguez y dio entrada a Isco y relevó a Illarramendi por Lucas Silva. Ambos técnicos consiguieron en cierto modo lo que querían, Sergi minimizar daños y salir sin una goleada del Bernabéu y Ancelotti asegurar los puntos sin mayores alteraciones. Isco exhibió su clase de forma esporádica, 'Chicharito' malogró una ocasión para prolongar su racha anotadora pero no para volver a demostrar su aportación y Cristiano Ronaldo intentó aumentar su cuenta goleadora sin acierto y con ciertas sensaciones de ansiedad.

El partido llevaba mucho tiempo acabado pese a algunas llegadas del cuadro almeriense. Álvaro Arbeloa, a puerta vacía y justo delante de Cristiano Ronaldo, no desaprovechó la opción para redondear el resultado a puerta vacía a centro de 'Chicharito'.

Temas relacionados