James cierra un año exitoso

El volante colombiano, que recibió el lunes el premio de futbolista revelación, será titular hoy ante el Milan.

El colombiano James Rodríguez fue galardonado en los premios ‘Globe Soccer’ en Dubái. / AFP

El Real Madrid, campeón de Europa y del mundo en 2014, concluirá un año de éxitos, en el que sobresale la consecución de la décima Copa de Europa, con un amistoso en Dubái ante el Milan de Italia.

Son dos grandes del fútbol continental y los dos clubes con más Copas de Europa. El conjunto blanco suma diez y el rossonero ha logrado siete, pero con un presente muy diferente, casi opuesto, porque el Real Madrid prosigue a un nivel máximo y el Milan, en cambio, vive una época de transición, alejado de los primeros lugares en el campeonato.

Hay una indudable distancia en el presente, cuando se enfrentan dentro de la denominada Dubái Challenge Cup, como demuestran los números recientes del club español, ganador de la Liga de Campeones, la Copa del Rey, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes en 2014, este último hace menos de diez días.

El Real Madrid lidera la Liga con firmeza, por encima del Barcelona y del Atlético de Madrid, y encadena una racha imponente: ha ganado sus últimos 22 partidos disputados en todas las competiciones.

El Milan, entre tanto, es séptimo en la serie A, con sólo dos triunfos en sus últimos nueve encuentros y con las expectativas por debajo de un grupo que cuenta con buenos jugadores, pero aún lejos de las sobresalientes plantillas de los años 90 o del potente nivel demostrado en sus últimos títulos de Champions en 2007 y 2003.

Pero más allá de los títulos del equipo merengue durante este año, el colombiano James Rodríguez cerrará una temporada inolvidable. Con la selección colombiana de mayores llegó hasta los cuartos de final en el Mundial de Brasil, consagrándose como el máximo artillero de la cita orbital con seis anotaciones; además, el martes fue galardonado con el premio de futbolista revelación, que se entregaron en la ceremonia de ‘Globe Soccer’ en Dubái.

Precisamente esos goles lo potenciaron y le hicieron tocar el cielo con las manos. El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, se dio cuenta de sus capacidades como futbolista y lo compró por 80 millones de euros.

Aunque el 10 de la selección tuvo que adaptar su juego al sistema que utiliza el técnico Carlo Ancelotti, demostró que su jerarquía y capacidad están por encima de cualquier obstáculo. Se afianzó en la titular y, gracias a sus espectaculares goles, el Real Madrid sigue en la cima del fútbol mundial.

Temas relacionados