James Rodríguez, la sensación de la Copa del Mundo

El mediocampista de la Selección Colombia fue la figura del partido histórico en el que Colombia clasificó a los cuartos de final por primera vez en su historia.

AFP

En los primeros cuatro partidos de la Selección Colombia, James Rodríguez se ha convertido en la sensación de la Copa del Mundo que se está llevando a cabo en Brasil. Cinco goles marcados y dos asistencias en cuatro partidos, son su carta de presentación numéricamente hablando en el campeonato, eso sin contar sus grandes apariciones en los partidos contra Grecia, Costa de Marfil, Japón y Uruguay.

Se convirtió en la figura del torneo, tanto así que en tres de los cuatro encuentros del combinado nacional el mediocampista ha sido catalogado como el jugador del partido y en el único en donde fue nombrado (contra Japón) fue fundamental para la victoria con dos pases gol y un tanto que selló una formidable presentación colombiana en la fase de grupos.

Después del partido del sábado, Óscar Washington Tabárez, técnico del seleccionado uruguayo, solo tuvo elogios para el mediocampista cucuteño que está haciendo una presentación formidable en su primera presentación en un Mundial. “Lo conozco futbolísticamente, por su paso por Argentina donde lo presentaban como un talento del fútbol, y estos jugadores precisamente son catalogados así porque hacen cosas que están por encima de su experiencia y en esos caben los Maradona, los Messi, los Suárez. Y por lo que he visto, hasta el momento, James es el mejor jugador del Mundial”.   

En la noche del sábado en el Maracaná, James Rodríguez sacó una jugada de otro partido para que miles de colombianos festejaran e iniciar a gestar el sueño de los cuartos de final. Una parada de pecho y un zurdazo que se metió por la esquina superior derecha de Fernando Muslera, abrió el marcador a favor del combinado dirigido por José Pékerman, que logró desenredar un partido complicado y cerrado. “Estos goles son los típicos que uno entrena siempre y la verdad es que fue muy lindo conseguirlo” dijo el volante después del partido.

Aunque es la sensación del campeonato mundial, Rodríguez no es un jugador que disfrute siendo el centro de atención fuera de las canchas. Tímido en las distancias cortas, no se siente demasiado cómodo ante los micrófonos. Todo lo contrario de lo que ha demostrado partido tras partido sobre teritorio brasileño “feliz de estar acá, estamos haciendo historia. Es un sueño muy grande y esperemos que podamos llegar muy lejos. Queremos hacer más porque este es un equipo que tiene ganas de ganar mucho” precisó James Rodríguez después de ser nombrado el jugador del partido entre Colombia y Uruguay.

Y aunque nunca se le vio jugar a este nivel, el 10 de Colombia dio muestras de su gran condición técnica en la temporada con el Mónaco. Más sin embargo esta explosión llegó en un momento justo, al respecto James no duda en darle la responsabilidad al técnico José Pékerman como principal gestor de su evolución futbolística. “El profe me ha ayudado a mejorar en todo. Me habla mucho, y con él he conseguido progresar tanto en el aspecto táctico como en cuanto a mentalidad”.

Ahora se viene un partido complicado: cuartos de final contra la Selección de Brasil, anfitriona de esta edición de la Copa del Mundo. Sin embargo el jugador no se siente intimidado y señaló que para este partido “presión no hay, hay que estar atentos a sus jugadores, es un equipo que juega bien. Pero nosotros también contamos con grandes futbolistas y podemos generarles peligro”.

Con los goles de James Rodríguez, que está dejando en segundo plano la ausencia de Radamel Falcao de la selección, Colombia sigue escribiendo una de las páginas más doradas en su historia. Se viene Brasil, que el sábado tuvo una sufrida clasificación a los cuartos de final tras vencer a Chile desde el punto penal. El estadio Castelao de Fortaleza será testigo del primer encuentro de un combinado nacional entre los mejores ocho de un Mundial y allí historia que están escribiendo los dirigidos por Pékerman puede hacerse más grande.