James Rodríguez: tenía el sueño de alcanzar las semifinales e incluso la final

El mediocampista colombiano recibió el botín de oro a máximo anotador del Mundial que se disputó en Brasil.

EFE

La Selección Colombia participó en tres Mundiales de forma consecutiva en la década del noventa: Italia 1990, EEUU 1994 y Francia 1998. Durante la cita en suelo galo, un pequeño colombiano de seis años ensayaba sus primeros disparos imitando a su padre. ¿Quién iba a imaginar entonces que aquel niño de Cúcuta escribiría su nombre con letras doradas en la siguiente participación cafetera en la prueba mundial dieciséis años más tarde?

Tras participar en las Copas Mundiales Sub-17 y Sub-20 (2007 y 2011), James Rodríguez debutó con los mayores en el primer juego de las eliminatorias rumbo a Brasil 2014: disputó 15 partidos y aportó tres goles en la mejor fase de clasificación de Colombia, incluyendo el primero de la exitosa campaña de José Pekerman -ante Perú-.

Durante el proceso, el centrocampista creció en Portugal, tomó el mítico ‘10’ del Pibe Valderrama y completó una buena temporada el último año en Mónaco para llegar en inmejorable estado de forma a la gran cita del fútbol mundial.

La lesión de Radamel Falcao, máximo goleador (9) de la selección en las eliminatorias, planteó algunas dudas en el equipo de Pekerman, que James resolvió rápidamente y de forma brillante. Siempre cerca del área rival, fue imparable y marcó en cada uno de los cinco partidos de Colombia en la Copa Mundial.

De toque sutil, de cabeza, desde los once metros e incluso con una volea elegida ‘Gol del Torneo’, el nuevo jugador del Real Madrid conquistó la Bota de Oro por delante de titanes como Thomas Mueller, ganador en Sudáfrica 2010, Lionel Messi o Neymar.

Minutos después de recibir el preciado galardón en Madrid, FIFA.com charló en exclusiva con James Rodríguez sobre el papel de Colombia en el torneo brasileño, la magnitud de su actuación personal y las distinciones individuales.

James, han pasado dos meses desde que comenzara Brasil 2014. Con la perspectiva del tiempo, ¿se da cuenta de la magnitud de su actuación?

Es cierto, tuve un gran nivel. Pude ayudar para que Colombia llegara hasta cuartos. Quería llegar más lejos pero nos encontramos con Brasil, que tiene grandes jugadores y se nos acabó el sueño.

Marcó nada menos que seis goles. ¿Cuál es su favorito y por qué?

Me quedo con los seis goles. Todos fueron importantes porque ayudé a conseguir victorias para el equipo. Cada uno de ellos fue especial porque hacer goles en una competición tan grande es algo único.

Los usuarios de FIFA.com eligieron su primer tanto a Uruguay como el ‘Gol del Torneo’. ¿Cuántas veces lo vio de nuevo? Si la volviera a practicar 100 veces, ¿cuántas irían dentro?

Por ahí… (piensa y sonríe) lo vi unas veinte veces. Siempre intento hacer eso en los entrenamientos. Si disparas cien veces, metes dos. Se dio y entró al ángulo, aunque personalmente me gustó más el gol ante Japón. Tuvo más clase, más magia. Fue un lindo gol.

La ausencia de Radamel Falcao, el gran referente goleador de los cafeteros, ¿le hizo asumir un papel más ambicioso en la línea de ataque?

Aun con Falcao, siempre he querido asumir la responsabilidad del gol. Él hace goles, es muy importante para todos y fue una baja fuerte. Pero yo siempre he querido no sólo hacer pases, sino goles también.

Ha mencionado el partido contra Brasil. Tras el pitido final de aquel encuentro de cuartos, David Luiz se acercó a consolarlo y pidió al público del estadio un aplauso para usted. ¿Qué le dijo el defensor brasileño en esos momentos?

Yo tenía el sueño de alcanzar las semifinales e incluso la final, y él vino a darme ánimos. Es algo normal entre jugadores y colegas, pero será algo que nunca olvidaré.

Viendo cómo fue eliminada Brasil un partido después ante Alemania. ¿Lamenta más la eliminación de Colombia?

No, esto es fútbol. Cada día será distinto. Hoy estás bien y mañana mal, sólo que ellos perdieron por un resultado grande y son cosas que suceden.

¿Cree que Alemania ganó merecidamente la Copa Mundial?

Alemania es justo campeón. Tiene excelentes jugadores. Las cuatro selecciones que alcanzan las semifinales lo merecen por algo.

Colombia no jugaba un Mundial desde 1998, cuando usted tenía 6 años. ¿Recuerda algo de aquel torneo?

Recuerdo poco de Francia 1998. El sueño de toda Colombia y todo este equipo era llegar a Brasil. Queríamos hacer historia y la hicimos. Es algo que siempre quedará ahí.

¿Cómo siguió el torneo una vez que fue Colombia fue eliminada? ¿Estuvo pendiente de las actuaciones de Thomas Mueller y Lionel Messi en la lucha por la Bota de Oro?

Intenté estar un poco alejado pero es imposible porque yo quería ganarla. La Bota de Oro es un sueño hecho realidad.

¿Y dónde colocará esa Bota de Oro adidas?

Se va a quedar en casa. Siempre ahí. Es algo para toda la vida.