Con James todo el partido, Real Madrid empató con Villarreal en el Bernabéu

Bruno, por el submarino amarillo, y Sergio Ramos, por el cuadro merengue, marcaron los goles del 1-1 en la capital española.

James Rodríguez celebra el gol del empate junto a Sergio Ramos. Foto: AFP

El Real Madrid no pudo pasar del empate en el Santiago Bernabéu ante el Villarreal. A pesar de la insistencia de los últimos minutos los dirigidos por Zidane igualaron 1-1 como locales y no lograron superar la marca de 16 victorias consecutivas por Liga de España. Un gol de penalti de Bruno puso por delante a los visitantes y, al inicio de la segunda parte, Sergio Ramos empató con un buen remate de cabeza.

Los blancos, en los que el colombiano James Rodríguez volvió a ser titular ante la ausencia de Luka Modric, empezaron algo lentos y solo en la segunda parte dieron velocidad al juego y buscaron más la portería contraria. En los primeros 45 minutos, el Villarreal, que había poblado el centro del campo, logró hacerse con el balón y se dedicó a tocar, aunque sin llegar a inquietar realmente la portería defendida por Kiko Casilla.

Solo el ruso Denis Cheryshev dio un susto con un tiro que detuvo bien el meta blanco (28). Diez minutos antes, el francés del Real Madrid Karim Benzema había tenido una de las mejores ocasiones con un remate de cabeza a boca de gol, que detuvo Sergio Asenjo (18). El partido parecía encaminarse al descanso sin goles, cuando un error de Raphael Varane en el área propició un tiro del Villarreal que desvió Sergio Ramos con la mano dentro del área, propiciando el penal transformado por Bruno en el tiempo de descuento.

El central blanco arreglaría su error nada más iniciarse la segunda parte, al rematar de cabeza un saque de córner (48), en lo que fueron los mejores momentos del equipo merengue. Los blancos dieron un punto de velocidad a su juego encerrando al Villarreal en su área durante los primeros 20 minutos de la segunda parte.

James apareció para mostrar la calidad que atesora su zurda repartiendo varios pases con peligro. En una de sus aperturas a Dani Carvajal, el lateral blanco centró al segundo palo, donde no logró llegar por poco Cristiano Ronaldo (61). En el 80, Toni Kroos soltó un disparo desde la frontal del área, que detuvo en dos tiempos Sergio Asenjo.

Pese a este asedio, el Villarreal consiguió aguantar bien y el marcador ya no se movería. Con este resultado, los blancos se aseguraron mantenerse una jornada más líder en solitario de la Liga española, pase lo que pase en el encuentro que enfrentará al Barcelona con el Atlético de Madrid.