James y Bacca, brillantes

El volante del Real Madrid completó 16 tantos vestido de blanco. Por su parte, el delantero del Sevilla llegó a 19 en esta temporada.

James Rodríguez (centro) celebra junto a sus compañeros el tanto que abrió el triunfo 3-0 sobre el Almería en el Bernabéu. / EFE

Con goles y buen fútbol, Carlos Bacca y James Rodríguez guiaron en una noche inspirada a sus equipos, el Sevilla y el Real Madrid, para que sumaran de a tres puntos en la jornada 34 de la Liga española.

El conjunto sevillano fue liderado por Bacca en la victoria como visitante por tres a uno sobre el Éibar. El colombiano anotó dos goles y asistió a su compañero en la delantera, José Reyes, para que marcara el tercero.

El atacante nacido en Puerto Colombia se encargó de abrir el marcador a los cuatro minutos de partido, luego de eliminar al portero con un enganche tras un pase de José Reyes desde un costado. Diez minutos después aumentó la cuenta en un rebote que dejó el portero del Éibar en el área tras un cobro de falta de Reyes y con el arco solo definió con la pierna derecha.

Tras el doblete de este miércoles, el colombiano alcanzó 19 goles en la Liga española y quedó en la quinta posición de la tabla de goleadores, que es liderada por Cristiano Ronaldo con 39 anotaciones, seguido por Lionel Messi con 38. En la tercera casilla está el francés Antoine Griezmann con 22 dianas y de cuarto el brasileño Neymar, que suma 20.

En total, Bacca llegó a 28 goles en la presente temporada con el Sevilla, pues suma cinco en la Copa del Rey y lleva cuatro en UEFA Europa League, en la que ha jugado 539 minutos y está en la fase semifinal, donde deberá enfrentar a la Fiorentina de Italia.

James iluminó al Madrid

Tras su reaparición después de la lesión sufrida en el quinto metatarsiano del pie derecho, la cual lo alejó de las canchas por dos meses, James Rodríguez se ha convertido en el jugador más desequilibrante del Real Madrid. En la victoria de este miércoles sobre el Almería por tres goles a cero, en el estadio Santiago Bernabéu, el volante cucuteño confirmó que es el motor que provoca desequilibrios que hacen ganar los partidos.

El colombiano fue el encargado de abrir la cuenta para el equipo merengue cuando faltaba un minuto para finalizar el primer tiempo, luego de aprovechar un balón suelto en la entrada del área y conectar un potente disparo imposible de atajar para el arquero del equipo visitante.

Con ese golazo James hizo despertar al Real Madrid, pues el partido se había desarrollado con lentitud y pocas opciones de gol. El conjunto local parecía jugar al trote y sin velocidad en la circulación de balón, mientras que la visita no generaba peligro sobre el arco del costarricense Keylor Navas, que parecía un espectador más en el Bernabéu.

A los cuatro minutos de la segunda parte un autogol de Mauro Dos Santos, tras un centro del alemán Toni Kroos, aumentó la diferencia en el marcador. Con el partido dominado, el entrenador Carlo Ancelotti decidió retirar del campo de juego a James en sustitución por Isco. El colombiano salió ovacionado por los más de 63.000 espectadores que colmaron las gradas del estadio madrileño. Álvaro Arbeloa selló el triunfo en el minuto 85.

Con el gol frente a Almería, James llegó a 16 tantos en la presente temporada con la camiseta madrileña, 12 de ellos en la Liga española, dos en la Copa del Rey, uno en la Champions League y otro en la Superliga española. Su gol tuvo un significado especial más, pues representó el número 100 del Real Madrid en la Liga 2014-2015.

Con estos tres puntos el equipo merengue quedó a dos del Barcelona, que lidera la Liga con 84 unidades. Sevilla se ubicó parcialmente cuarto, con 69 puntos, y estará disputando un cupo a Champios League en las últimas cuatro fechas.