James y Ronaldo, la pareja dorada del Real Madrid

Uno ya lo ha conseguido todo a nivel de clubes pero sigue teniendo hambre, mientras que el otro sueña con levantar la Liga y la Champions con el cojunto merengue.

EFE

El actual Balón de Oro, Cristiano Ronaldo, tendrá un socio 'dorado' en el Real Madrlid, James Rodríguez. El colombiano aterriza en la casa blanca tras un Mundial espectacular en el que anotó seis goles, convirtiéndose así en la Bota de Oro de la mayor cita futbolística.

Ahora, juntos, son una dupla de oro. Con la derecha, con la izquierda, de cabeza, tras control con el pecho... son un peligro para las porterías rivales y quieren seguir haciendo historia en la Liga de España.

Se admiran, se respetan y se complementan. Cristiano y James son la pareja dorada de un Real Madrid que aspira a lograr el histórico 'sextete'. Uno viene de ser Balón de Oro, mejor jugador del mundo por derechos propios; el otro, de realizar un Mundial envidiable, de ser el líder de una Colombia que aspiraba a todo, de marcar seis goles y ser la Bota de Oro.

El Real Madrid junta a dos talentos. Dos jugadores muy trabajadores que aspiran a todo en esta nueva temporada. No hay quien les pare por separado, y juntos auguran muchas alegrías a la parroquia merengue. Uno ya lo ha conseguido todo a nivel de clubes pero sigue teniendo hambre, mientras que el otro sueña con levantar la Liga y la Champions con el cojunto merengue.

Dos de los jugadores más completos del panorama futbolero se unen para intentar recuperar el cetro de la mejor liga del mundo, ahora en posesión del Atlético. Ya han conseguido el primer título de la temporada, la Supercopa de Europa, y ahora aspiran a cosechar nuevos triunfos. Cristiano y James, James y Cristiano. Dos chicos de oro, porque valen oro y generan oro para su equipo.

"Jugó muy bien, es importantísimo para el equipo", declaró Cristiano en Cardiff de un James que nada más llegar a Madrid se deshizo en elogios con el luso: "Le admiro mucho y al resto del equipo también. Son todos grandes estrellas". Dos referentes en sus países, Portugal y Colombia, que cruzan sus caminos para complemetarse y hacerse aún más grandes.