John Córdoba le da la victoria a Granada

El cuadro andaluz volvió a celebrar en la liga por primera vez desde el 21 de septiembre.

John Córdoba anotó en la victoria del Granada. Foto: AFP

Ganó el Granada, que respira con Abel y su pléyade de fichajes invernales. Se llevó los tres puntos 16 partidos después, pues no ganaba desde el verano, el 21 de septiembre, cuando Córdoba marcó para vencer en San Mamés. Volvió a marcar el colombiano para dejar muy tocado al Elche, machacado también por Gil Manzano. El extremeño culminó su semana más horrible después de su espectáculo en el Atlético-Barcelona. En la fría tarde granadina, el colegiado anuló un gol legal a Víctor Rodríguez con el cero a cero, pudo pitar juego peligroso en el tanto de Córdoba, expulsó de forma inmerecida a Damián y repartió tarjetas a diestro y siniestro.

El triunfo vale su peso en oro para el Granada, donde fichajes como Robert Ibáñez y Lass aumentan las prestaciones del equipo, al mismo tiempo que Piti vuelve a estar en forma. Rubén Pérez, además, le da empaque a su centro del campo. Abel, perro viejo, también sabe lo que hace. De momento, encadena dos resultados positivos y ha logrado que el Granada esté muy vivo. Por el momento, sale de los puestos de descenso. Al Elche, vapuleado por el árbitro, sin gol por la ausencia de Jonathas, sancionado, y con uno menos por la expulsión de Damián, le queda un auténtico martirio por delante.

Tiene mucho mérito lo que hace el conjunto que dirige Fran Escribá. Pelea por el descenso sin posibilidades económicas y en medio de una importante convulsión social. Además, ve cómo los rivales directos en la pelea se transforman en el mercado invernal, pues fichan a un puñado de jugadores que deben elevar su nivel. Es el caso del Granada, que se ha reforzado con siete futbolistas y Abel en el banquillo.

Es un nuevo equipo el andaluz gracias al maná de sus propietarios italianos, los Pozzo, que buscan de la salvación. Mientras eso ocurre, el Elche ve cómo en su titánica pelea aparecen obstáculos insalvables. El más evidente, el gol mal anulado a Víctor Rodríguez en el minuto 28. Un tanto invalidado por el asistente de Gil Manzano, que completó su semana más negra acumulando luego error tras error.

Gracias a la llegada de los pujantes Lass y Robert el Granada ha ganado en velocidad por bandas. El equipo, en general, da la sensación de estar más vivo que en la era de Caparrós, pero sigue teniendo un problema evidente, que no es otro que su falta de gol. El Granada combinó bien, se movió con intensidad y tocó el balón de forma aseada. Sin embargo, pasaron los minutos y no tiró a puerta. El único que lo hizo fue este decente Elche, que mantuvo el pulso en este partido tan intenso por la permanencia. Al igual que le ocurre al Granada, no tiene demasiado gol. Y más cuando su mejor hombre en esta faceta, Jonathas, se encuentra sancionado.
El Granada encontró el gol en una excelente combinación. Robert Ibáñez vio el desmarque de Piti, que entró en el área como en sus viejos tiempos, con fuerza y decisión. Su pase llegó a las manos de Tyton, que repelió el balón. Córdoba entró como un tren, haciéndole falta, pero Gil Manzano dio gol.

El partido murió poco después, con la expulsión de Damián, que tampoco lo fue. La mala fortuna se cebó con este Elche que incluso acabó con nueve jugadores por la lesión de Pasalic después de haber realizado los tres cambios. El Granada, muy renovado por los fichajes, demostró que su sitio en la tabla está más arriba que la zona de descenso.

Temas relacionados