José Pékerman: "Ningún jugador tiene la puerta cerrada en Colombia"

El técnico de la selección analizó el partido contra Chile y precisó que ha probado varias variantes para afrontar este compromiso.

José Pékerman, técnico de la selección de Colombia. Foto: AFP

Previo al partido contra Chile todo es fiesta en Barranquilla, por las calles abundan la venta de banderas y camisetas y la música retumba como si saliera de un pick up. Todo ese entusiasmo se trasladó al salón de prensa del Hilton Garden Inn, donde la música de cumbia le dio un toque de Carnaval a la rueda de prensa de José Pékerman. Con ese ambiente de fondo se presentó el seleccionador de Colombia. Vistiendo una sudadera blanca y azul, con un caminar lento y con una sonrisa enorme se acercó a la mesa central y habló de Falcao, el centro de atención de esta convocatoria, “es muy difícil predecir si Falcao pueda jugar los 90 minutos, lo bueno es que jugó dos partidos completos antes de venir”, dijo.

Pékerman sabe que este no será un encuentro fácil. No podrá con Juan Guillermo Cuadrado y tiene la duda si Falcao pueda estar todo el partido. Por esa razón ha mirado diferentes módulos tácticos para ver cómo le juega a Chile, selección que está a un punto en las eliminatorias, “hemos visto todas las posibilidades, miramos diferentes opciones para ver cómo podemos afrontar el partido, teniendo en cuenta la importancia que tiene para nosotros, probamos varios sistemas de los cuales sacamos varias conclusiones”, aseguró el argentino.

Pero a Chile le llegó una mala noticia previo a este encuentro: la baja de Alexis Sánchez. El delantero sufrió una molestia muscular, que lo sacó de este partido, aún así estará disponible para el del próximo martes, según aseguró Juan Antonio Pizzi. No obstante, Pékerman no le presta mucha atención a esto. El entrenador recalca que todos los equipos importantes tienen grandes jugadores, y aunque nadie puede desconocer la calidad de este delantero, su ausencia no cambiará la funcionalidad del combinado austral, “este es un equipo fuerte, conozco como creció, más allá de todo lo que ha ganado, ha tenido buena presentación en los Mundiales, es un grupo consistente y con grandes jugadores”, afirmó.

Por esta razón asegura que la obligación de Colombia es tratar de que el equipo esté equilibrado en todas sus líneas, pero fundamentalmente va a ser necesaria la capacidad de los futbolistas. “A veces el tiempo es escaso y siempre las dificultades se van presentado. Por lo que hemos visto tenemos variantes para hacer un gran partido”, recalca el entrenador, quien también añade sobre sus delanteros. “Hay incertidumbre porque uno quiere ver a Falcao en el campo de juego. Hay varios jugadores que no son habituales, él hace muchísimo no estaba y Borja es un jugador que está en un gran momento, son situaciones que uno debe analizar. Sin descartar que el plantel tiene muchas variantes para usar durante el partido”.

Para el encuentro de este jueves, el argentino señala que ha tenido que recurrir a los análisis de encuentros pasados, “cualquiera de los dos equipos puede llevarse la victoria, tienen una idea de juego, son competitivos y a veces detalles definen los partidos. En el último partido íbamos 0-2 abajo en 10 minutos en un partido que se vislumbraba de otra manera. Después del 0-2 hubo posibilidades para los dos equipos y se dio como se iba a jugar todo el partido. Yo les he recordado a los jugadores que hicimos un partido como el que esperábamos, pero los errores en el inicio determinaron el juego”.

Para esta convocatoria, Pékerman llamó a jugadores como Miguel Ángel Borja, Radamel Falcao y Jonathan Copete, aún así le criticaron la ausencia de Adrián Ramos o Duván Zapata, el entrenador se defendió ante estas críticas señalando que le sorprende que pueda haber un pensamiento equivocado, “cuando uno tiene una trayectoria en el fútbol y trabaja no tiene ninguna predisposición para no convocar un jugador. Simplemente el entrenador piensa que es lo más adecuado, los momentos determinan la posibilidad de que un jugador entre o no, no debe ser un pensamiento generalizado de que un jugador tenga la puerta cerrada”, finalizó.