Joseph Blatter sería cuestionado por el escándalo de corrupción

Según The Guardian el presidente de la Fifa y Michel Platini, por ser residentes suizos no podrían ser extraditados a los Estados Unidos, pero sí serían entrevistados por lo sucedido.

El Departamento estadounidense de Justicia anunció este miércoles la imputación de nueve directivos de la FIFA y otros cinco empleados del organismo, por conspiración y corrupción a lo largo de un período de 24 años.

Dentro de estas investigaciones según señala el diario The Guardian, Joseph Blatter, presidente de la Fifa está siendo buscado para ser entrevistado, pero por ser ciudadano suizo, dice el medio, no podría ser extraditado a los Estados Unidos, país que solicitó a los implicados en casos de corrupción.

El diario inglés además publica una lista de 10 nombres que no están en el listado conocido inicialmente, que también están siendo investigados por las autoridades suizas por las elecciones de los Mundiales 2018/22. Estos nombres son los de Ángel María Villar (España), Rafael Salguero (Guatemala), Vitali Mutkó (Rusia, que fue la cabeza de la postulación del país europeo para el Mundial 2018), Marios Lefkaritis (Chipre), Jacques Anouma (Costa de Marfil), Michel D’Hooghe (Bélgica), Issa Hayatou (Presidente de la Confederación Africana de Fútbol), Hany Abo Rida (Egipto), Senes Erzik (Turquía), Worawi Makudi (Tailandia).

Debido a este escándalo Transparencia Internacional, la organización no gubernamental que promueve medidas contra crímenes corporativos y corrupción política en el ámbito internacional, está pidiendo a Joseph Blatter que suspenda las elecciones presidenciales del organismo que se llevarán a cabo el próximo viernes.

El director de la organización Cobus de Swardt dijo en un comunicado: "Las señales de advertencia de la FIFA han estado allí por mucho tiempo. FIFA se ha negado a cumplir con muchas normas básicas de buen gobierno que reducirían el riesgo de corrupción, estos escándalos han tenido lugar bajo la vigilancia de Joseph Blatter, que se extiende por casi dos décadas. Por el bien de los fans, y el buen gobierno del fútbol, es el momento para que renuncie".