Juan Carlos Osorio y la selección mexicana, imparables en la Concacaf

El equipo 'manito' selló su paso al hexagonal final tras derrotar 2-0 a Canadá en el estadio Azteca.

EFE

La selección mexicana de fútbol selló su boleto al hexagonal final de la Concacaf al derrotar 2-0 a Canadá con una fiesta en la tribuna del estadio Azteca.

La celebración de los aficionados no paró en ningún momento del partido y aunque en el terreno de juego el Tricolor respondió, fue en la tribuna donde mostró mejor repertorio.

La famosa "ola" mexicana, cuando la tribuna cobra movimientos al levantarse y sentarse de manera acompasada; la entonación del "Cielito Lindo" y el famoso grito de "¡Eeeh puto!" contra el guardameta de la selección rival, además del clásico "¡México, México!", integraron el repertorio de expresiones en la tribuna.

A pesar de que la Federación mexicana lanzó este día la campaña "Abrazados por el fútbol", para erradicar la discriminación, el racismo y la violencia, los seguidores mexicanos continuaron prodigando su último grito de batalla, que tiene tintes homofóbicos.

Con contadas acciones de peligro por parte de ambos equipos en la cancha, los aficionados encontraron otra zona para su desfogue.

Andrés Guardado, de penalti, en el minuto 17, y Jesús Manuel Corona en el 45 le dieron forma al cuarto triunfo de México en igual número de partidos en la cuarta ronda de la eliminatoria de la Concacaf rumbo a la Copa del Mundo Rusia 2018.

Ante una entrada de unos 50.000 aficionados en el dos veces mundialista estadio Azteca, en plena remodelación, el Tricolor ganó su cuarto partido en fila y se apuntó como el primer equipo para el hexagonal final que repartirá tres boletos directos a Rusia 2018 y medio boleto para una repesca contra un equipo de Asia.

Fue un partido, un triunfo y una noche para cumplir por parte del representativo que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio, quien le dio oportunidad a otros jugadores que no actuaron en el triunfo por 0-3 del pasado viernes en su visita a Vancouver.

La expectativa de la afición era saber la cantidad de goles que el equipo podía marcar y ésta se elevó en el momento que Javier "Chicharito" Hernández entró a la cancha, ante el júbilo de la tribuna.

Con ímpetu, ganas y limitado fútbol, Canadá, bajo la batuta del español Benito Floro ofreció algunos destellos en la cancha del Azteca en la que su mejor arma fue su resistencia para no aceptar más anotaciones.

México y Osorio superaron una asignatura en la eliminatoria de la Concacaf y ahora se alistarán para afrontar la Copa América Centenario que se jugará en junio en Estados Unidos, competición en la que integra el grupo C junto a Uruguay, Jamaica y Venezuela.