Juan Fernando Quintero: parece que Colombia estuviera jugando en Barranquilla

El joven jugador colombiano fue fundamental en el triunfo del seleccionado nacional contra Costa de Marfil.

AFP

Juan Fernando Quintero se dio a conocer en el planeta fútbol casi un año atrás, cuando anotó el mejor gol de la Copa Mundial Sub-20 que se disputó en Turquía 2013. Ahora ha subido un nuevo peldaño en una carrera que muchos consideran una de las más prometedoras de la actualidad: se ha estrenado en el Mundial de Brasil con un gol decisivo. En su conversación con FIFA.com, ha declarado que se siente como si estuviera jugando en casa.

“Claro que estoy muy feliz con mi estreno. Tenía muchas ganas de entrar en el campo y, felizmente, todo salió bien. Claro que siento un gran orgullo a nivel personal por entrar y marcar, pero aún más importante que eso fue la victoria, que nos ha permitido cruzar a octavos”, resume acertadamente Quintero. El centrocampista entró en liza en la segunda parte del duelo contra Costa de Marfil y obró el segundo gol de Colombia en su triunfo por 2-1.

Además lo hizo con una impecable finalización con la zurda. “Gracias a Dios, conseguí marcar un bonito gol. Estoy contento con lo que hice, pero debemos mantener la humildad. Mi gol no habría sido posible sin ese desarme de James y sin la linda asistencia de Teo. Pero sí, es una felicidad increíble”, reconoce el volante.

Esa victoria no ha significado “sólo” la clasificación. También ha señalado la primera vez que Colombia gana dos partidos seguidos en la prueba reina de la FIFA. Incluso sin el lesionado Falcao, el seleccionado colombiano está entusiasmando al público de Brasil.

“Este equipo tiene mucha personalidad y sabe sufrir cuando es necesario”, analiza Quintero. “Contra Costa de Marfil, por ejemplo, demostramos eso. Fue un gran rival, y el hecho de que consiguiéramos ganar ese partido fue realmente importante para la confianza de todos nosotros”, revela.

Cuestión de confianza

Si el estadio Mané Garrincha de Brasilia se pintó con el amarillo de Colombia, lo mismo deberá suceder este martes en Cuiabá para el choque contra Japón, que cerrará el Grupo C. El respaldo de los aficionados ha sido tan intenso que Quintero traza una comparación curiosa.

“Sí, hasta parece que estemos jugando en Barranquilla. El apoyo de los seguidores es incondicional, y es algo que nos hace sentir muy bien. Nosotros jugamos por nuestro país, al que queremos dar todas las alegrías posibles”, asegura.

Con la presencia en octavos garantizada, sería natural que los jugadores y el cuerpo técnico estuvieran haciendo ya planes sobre la fase eliminatoria y sobre hasta dónde será posible llegar. Pero qué va. “No, no queremos pensar en eso todavía.

Tenemos dos victorias, estamos clasificados, pero aún falta un partido de la fase de grupos para definir si quedamos como primeros o como segundos del lote. Sólo eso nos interesa en este momento”, corrige el centrocampista, que espera ver a la selección colombiana autosuperarse en cada compromiso.

“Es verdad que estamos jugando bien, pero creo realmente que aún podemos mejorar. Queremos un fútbol más sólido y vamos a seguir avanzando paso a paso, porque así es como tiene que ser. Cuando sepamos contra quién vamos a enfrentarnos en octavos, ahí sí, ahí ya pensaremos en el asunto y en hacer todo lo posible por pasar a cuartos. Siempre con confianza”, sentenció el talentoso goleador colombiano.