Jugadores de Chapecoense que no viajaron, sin consuelo en el vestuario

Demerson, Rafael Lima, Neném y Alejandro Martinuccio estuvieron en las instalaciones del club después de enterarse del siniestro.

Los jugadores de Chapecoense que no viajaron a Medellín. Foto: @esportesdc / Diario Catarinense

En la noche del lunes el avión que trasladaba a la delegación del Chapecoense a Medellín para la final de la Copa Sudamericana, se estrelló. Fallecieron 48 personas que viajaban con el club, además de 21 periodistas. En total fueron 76, los tripulantes del avión que perdieron la vida.

El mundo del fútbol se levantó con esa triste noticia. En Chapecó el dolor fue enorme, tanto que se cancelaron las festividades de navidad y año nuevo. Los jugadores del plantel que no viajaron se reunieron en el estadio del club, el Arena Condá, para informarse juntos sobre las noticias que llegaron desde Medellín.

Entre los jugadores que se presentaron en las instalaciones del club estuvieron Demerson, Rafael Lima, Neném y Alejandro Martinuccio, según informó el “Diario Catarinense”. Todos llegaron golpeados. (Así fue la operación de rescate tras el accidente aéreo)

A Neném tan solo le salieron las palabras: “No puede ser verdad”. Demerson, quien no viajó en el avión simplemente porque el técnico, Caio Júnior, eligió a otro jugador, afirmó: “no lo puedo creer”.

Rafael Lima, por su parte, llegó llorando y Martinuccio, que habló con una radio argentina sobre el accidente, estaba visiblemente nervioso y pateó una caneca de basura al entrar al estadio. Después escribió en su cuenta de Twitter, “recen por mis compañeros por favor”. Otros jugadores que no viajaron junto al plantel por decisión técnica fueron Marcelo Boeck, Andrei Hyoran, Nivaldo y Moisés.

A lo largo del día se han acercado hinchas del club al Arena Condá para esperar allí por noticias. Cissa Soletti, funcionaria de marketing del club, pidió que todos los trabajadores del Chapecoense vayan también al estadio. En este escenario deportivo los equipos de salud han prestado auxilio a los seguidores del club y familiares de las víctimas del accidente.

El avión, de la compañía boliviana Lamia, había sido contratado por el Chapecoense para desplazar a su plantel, a hinchas y a periodistas hasta Medellín, donde este miércoles debía jugar ante el Atlético Nacional el partido de ida por la final de la Copa Sudamericana, que fue suspendido tras el siniestro.