Jugadores a seguir en el Mundial Brasil 2014

El nuevo estadio de Corinthians, en Sao Paulo, está listo para abrir esta edición de la Copa Mundial de la Fifa.

AFP

Este jueves inicia la edición 20 de la Copa del Mundo, que se disputa en Brasil, el país del fútbol, podría ser la confirmación ante los ojos del mundo de algunos talentos.

- No les falta más que este Grial -

Ronaldo-Messi, Messi-Ronaldo. Estos dos nunca acaban de separarse realmente. Considerados los dos mejores jugadores del mundo, desde hace seis años se turnan los títulos en España, en Europa y las distinciones individuales (seis balones de oro, 4 para Messi y dos para Cristiano, en las seis últimas temporadas), pero ninguno de los dos ha tocado la Copa del Mundo. Con 20 años, Cristiano se acercó en 2006, pero la Francia de Zidane fue demasiado fuerte en semifinales (1-0). En cuanto a Messi, simplemente nunca ha llegado a brillar del todo en este torneo. Ahora, con 28 y 27 años respectivamente, CR7 y la "Pulga" siguen teniendo una cuenta pendiente con la máxima competición mundial que todavía se les resiste y lograrla les permitiría entrar en el pequeño club de los Pelé, Maradona o Zidane. No obstante, aún hay algunas incógnitas: el estado de forma de Cristiano, considerablemente mermado (muslo, rodilla) por una dura temporada en el Real Madrid, o el de Messi, que ha perdido algo de brillo en los últimos meses en el Barcelona, y la capacidad de sus equipos respectivos para colocarlos en posición de brillar.

- La esperanza de todo un pueblo puesta en él -

Neymar sólo tiene 22 años, pero ello no es excusa para los brasileños: su talento inmenso debe conducir en su país a la Seleçao y hacer así olvidar el Maracanazo de 1950 cuando Uruguay acabó con el sueño de la Auriverde en Rio de Janeiro (2-1). Esto pone de relieve la presión que tendrá que soportar el prodigio del Barça, aunque esté apoyado por un equipo de fuerte potencial y cuya solidez defensiva podría incluso ser suficiente para alcanzar el objetivo. Pero, los brasileños, aunque orgullosos de las cinco estrellas bordadas en sus camisetas, también quieren volver a ser los campeones del mundo del 'jogo bonito'. Desde este punto de vista, Neymar tiene todo lo necesario con sus pies de oro para hacer soñar a sus aficionados. Sin duda, tendrá que intentar mantener la cabeza fría.

- Puede hacer historia -

"Tiene pinta de no haber roto un plato en su vida, pero como brilla su juego, que inteligencia, que talento", se dice desde hace años de Andrés Iniesta, encarnación de un jugador habilidoso, de toque, pero que también se convirtió en matador desde la Eurocopa-2008 y que abrió la era del dominio de la Roja, campeona del mundo en 2010 y que conservó su título europeo en 2012. Uno de los grandes artífices de esta hegemonía en curso es Iniesta, este discreto jugador por el que pasan todos los balones, hasta el momento en que hay ir también más allá, porque este acelerador de partículas del juego de España también sabe ser decisivo como en la final de la Copa del Mundo en Sudáfrica frente a Holanda (1-0 en la prórroga). Conservar la corona mundialista le permitiría hacer historia como los Xavi, Casillas y muchos otros. Pero si hay que quedarse con uno...

- Siete partidos le separan de ser un héroe –

Paul Pogba es la última pepita francesa. Físicamente imponente, muy técnico, el jugador de 21 años puede hacer un gran daño entre líneas, siempre que no se deje llevar por su fogosidad. Marco Verratti podría volver loco a cualquier rival con su manejo del balón. Adulado en el Paris SG, la Italia de Prandelli parece haberlo entendido. Eden Hazard encarna la resurrección de una Bélgica ambiciosa. Rápido, veloz, astuto, el delantero del Chelsea es temible cuando está en forma. Sólo le falta un poco de regularidad, pero en siete partidos nada es imposible.