Le llegó la hora a José Pékerman

Con el partido amistoso de este miércoles en la noche en Río de Janeiro (6:45 p.m. Gol Caracol), comienza oficialmente la temporada 2017 de la selección de Colombia, en la que se juega su clasificación al Mundial de Rusia 2018.

El técnico de la selección de Colombia, José Pékerman, tendrá un año difícil con la selección de Colombia en su camino a Rusia 2018. / EFE

Con el partido amistoso de este miércoles frente a Brasil (6:45 p.m., por el Gol Caracol), la selección de Colombia abre oficialmente una dura temporada 2017, en la que su mayor desafío será conquistar la clasificación al Mundial de Rusia 2018, que por lo visto en los fríos números de la tabla de posiciones luce bastante complicada.

La selección nacional marcha en el sexto lugar, con 18 puntos. Por encima están Brasil (27), Uruguay (23), Ecuador (20), Chile (20) y Argentina (19). Y por debajo, Paraguay (15), Perú (14), Bolivia (7) y Venezuela (5).

El cierre de año 2016 fue negativo al caer 3-0 con Argentina, empatar en Barranquilla 0-0 con Chile y 2-2 con Uruguay.

Su empedrado camino este año lo lleva por seis estaciones (18 puntos): en casa contra Bolivia, Brasil y Paraguay, y en calidad de visitante frente a Ecuador, Venezuela y Perú.

Una ruta en la que tendrá que batallar contra dos selecciones que están lejos del objetivo, como Bolivia y Venezuela; unos paraguayos que se resisten a quedar por fuera de la fiesta mundialista, al igual que los peruanos; un Brasil prácticamente clasificado y un Ecuador que, de tercero en la tabla, podría aguarnos la fiesta.

Pero más allá de las cuentas que hagan los aficionados –que si le ganamos a este y aquel pierde o si nos confiamos en que Ecuador se desinfle–, lo preocupante del panorama es que la selección de Colombia no terminó jugando bien, luce perdida y sin brújula. Y aquí es donde se espera que el experimentado técnico José Pékerman ponga toda la carne en el asador y demuestre una vez más por qué tiene una hoja de vida llena de pergaminos.

“Estoy muy dolido, es muy difícil hacer un análisis. Nos faltó experiencia. No está siendo fácil encontrar el gol”. Estas palabras del DT, tras la caída 3-0 con Argentina, desnudan justamente lo que le ocurre al equipo nacional.

Pero, claro, José Pékerman no pierde la fe, nunca la ha perdido. Por eso repite una y otra vez su frase de combate “debemos seguir soñando”.

El argentino, de 67 años de edad, ajustó este mes cinco años con la selección, en los que logró llevar a Colombia a un Mundial después de tres intentos fallidos (Corea y Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010). En Brasil 2014 brilló y llegó hasta los cuartos de final. También hasta la instancia de cuartos avanzó en la Copa América de Chile 2015 y terminó tercero en la Copa América Centenario 2016.

Desde su llegada el 5 de enero de 2012, el DT argentino ha dirigido un total de 60 partidos: 35 triunfos, 13 empates y 12 derrotas, para un sumatoria de 118 puntos de 180 posibles, para un rendimiento del 65,5 %.

Un buen balance que, sin embargo, no refleja la actual situación. Pero Pékerman anuncia que luchará hasta el final con uñas y dientes. Y por eso no duda en afirmar que “sé que después de estas rachas malas hay algo de escepticismo, pero si estoy acá es porque soy optimista de que Colombia puede hacerlo, tenemos armas para lograrlo”.

Lo cierto es que para Pékerman, el amistoso de este miércoles frente a Brasil, que se jugará en Río de Janeiro para recaudar fondos para los familiares de las víctimas del Chapecoense, es el inicio oficial del duro año que le espera y por eso ha anunciado que los disputará con toda responsabilidad. “Es una gran oportunidad para mirar a jugadores nuevos que me pueden servir en este proceso de clasificación. Siempre hay un chance para que los que tienen menos posibilidades puedan mostrar que pueden ser importantes en la selección. Siempre en el fútbol se descubre algo maravilloso. Estas opciones sirven para que aparezcan jugadores que después pueden ser útiles”, dijo.

Colombia cuenta para este compromiso con cuatro “extranjeros” en su lista de convocados: de Brasil, Gustavo Cuéllar, Vladimir Hernández y Jonathan Copete, y de Argentina, el “veterano” delantero Teófilo Gutiérrez. La base del grupo es de Atlético Nacional.

Así que les llegó la hora a José Pékerman y a su selección. Se juegan la clasificación este año al Mundial de 2018 y los cambios deben aparecer pronto, porque por ahora los caminos no conducen a Rusia.