Con licencia para soñar

En una buena presentación, el equipo de José Pékerman derrotó a la quinta selección en el escalafón mundial y le quitó un invicto de 16 partidos como local. Holanda, rival del martes.

Víctor Ibarbo celebra su primer gol con el equipo de mayores. / EFE

En una buena presentación, especialmente en la segunda parte, la selección de mayores de Colombia derrotó 2-0 a la de Bélgica en su primer partido de preparación rumbo al Mundial de Brasil 2014.

El combinado patrio mostró jerarquía ante un rival de peso que llevaba 16 partidos sin perder en casa y que es quinto en el escalafón de la FIFA. Los goles fueron obra de Falcao García y Víctor Ibarbo.

En la etapa inicial los locales hicieron valer su velocidad y mejor condición física, aunque no generaron verdadero peligro. Por momentos el equipo de José Pékerman se notó incómodo porque, a diferencia de los seleccionados suramericanos, que dejan manejar la pelota y dan libertad en el medio, Bélgica lo presionó en su campo y le impidió que saliera jugando. Nuestros futbolistas tuvieron que tocar de primera y eso disminuyó el volumen de acciones elaboradas.

Apenas en los últimos 15 minutos de la etapa inicial James Rodríguez apareció con criterio e intentó guiar a sus compañeros, con Falcao y Luis F. Muriel como pivotes, de espaldas al arco.

Fue interesante la presentación de Santiago Arias por el lateral derecho, aplicado y práctico en la marca, efectivo en las dos acciones en las que fue al ataque, una de ellas la única clara de gol, un centro a ras de piso que Falcao tocó, pero que rebotó en el arquero Simon Mignolet. También se destacó el trabajo de los centrales Luis Amaranto Perea y Cristian Zapata.

Aunque Bélgica comenzó dominando en la etapa complementaria, Colombia anotó. James Rodríguez aprovechó un excelente movimiento de Muriel, quien se llevó la marca de dos jugadores, y habilitó a Falcao para que en solitario ingresara al área, eludiera al arquero y mandara el balón al fondo de la red.

Juan Guillermo Cuadrado pudo haber aumentado la cuenta en un mano a mano, pero Mignolet salvó. Después James también exigió al golero, con un remate desde 20 metros y Muriel la tiró luego a un costado tras una excelente pared en el área.

A los diablos rojos les costó asimilar el gol en contra, mientras Colombia, con espacios para contragolpear, se montó en el partido. Justo después de que Faryd Mondragón controlara sin dificultad el primer remate directo de los locales, de Axel Witsel, a los 65 minutos, llegó el segundo gol de la tricolor.

James cobró un tiro de costado, Perea ganó arriba, bajó la pelota de cabeza y Víctor Ibarbo, con un potente zurdazo, se estrenó como anotador en el equipo mayor.

En una acción similar, pero en el otro arco, Marouane Fellaini estrelló un remate contra el vertical. Colombia tuvo suerte en el estadio Rey Baudino, el antiguo Heysel, porque después el delantero del Napoli, Dries Mertens, también la mandó al palo.

En los minutos finales Colombia pudo aumentar la cuenta, pero Jackson Martínez falló dos veces en la definición.

El próximo martes, también a las 3:00 p.m., la selección tendrá un compromiso aún más complicado: enfrentará a Holanda en el Ajax Arena de Ámsterdam, otro durísimo examen y un rival de lujo para sellar la racha más exitosa del equipo tricolor en los últimos 10 años.