Liverpool eliminó a Manchester United de la Uefa Europa League

El equipo dirigido por el alemán Jürgen Klopp empató 1-1 el partido de vuelta de octavos, se clasificó tras el 3-1 global y espera el sorteo de este viernes para conocer su rival en cuartos.

AFP

El Liverpool consiguió este jueves su clasificación para los cuartos de final de la Europa League con un empate 1-1 en Old Trafford ante un Manchester United que terminó pagando la derrota de la pasada semana en la ida de los octavos (2-0).

Más concentrados que en ese primer partido, el United llegó a adelantarse en el marcador con un penal obtenido y transformado por el francés Anthony Martial (minuto 32), que dio esperanzas a los locales, pero el empate de los Reds, con el brasileño Coutinho en el 45, cortó pronto las alas de la remontada.

Coutinho firmó un tanto de gran belleza, adentrándose en el área desde un lateral y plantándose ante David De Gea, al que batió con poco ángulo por el primer palo.

El portero español había frenado hasta ese momento los intentos del Liverpool, pero recibir ese gol supuso un golpe anímico insuperable para los suyos.

El Manchester United necesitaba entonces tres goles para poder dar la vuelta a la eliminatoria, algo que nunca pareció capaz de conseguir.

Fue la primera vez en su gran historia europea que el Manchester United, que en 1964 había sido capaz de remontar una situación igual de comprometida ante el Tottenham, se ve eliminado por un club inglés.

- Van Gaal, en la cuerda floja -

El United, sexto de la Premier League, tendrá ahora que concentrar fuerzas en el campeonato nacional, donde está a cuatro puntos de la cuarta plaza del Manchester City, que marca el límite de la zona de Liga de Campeones. En la Copa de Inglaterra, los Red Devils empataron el pasado fin de semana 1-1 con el West Ham y tendrán que jugar un nuevo duelo para desempatar en los cuartos del torneo.

Los hombres de Louis Van Gaal no tendrán mucho tiempo para lamentarse, ya que en tres días tienen un explosivo derbi ante el City, ante el que se juegan gran parte de sus opciones de salvar la temporada.

Un examen más para Van Gaal, cuya situación parecía cada días más frágil en el banquillo donde un día reinó sin oposición el mítico Alex Ferguson.

Para el Liverpool, octavo en la Premier League, este resultado supone un gran éxito moral, ante su rival histórico, y su confirmación como uno de los grandes favoritos de esta edición de la Europa League.

Un paso más en busca de un cuarto título en esta competición, que no gana desde 2001, cuando se disputaba como Copa de la UEFA, su anterior denominación.

El Liverpool encadenó un décimo partido sin perder en Europa League esta temporada y un octavo seguido igualmente invicto, teniendo en cuenta todas las competiciones.