Los cambios que alista Bolivia para recibir a Colombia

La selección boliviana considera que los dirigidos por Leonel Álvarez irán a La Paz a jugar de contragolpe.

Bolivia ajusta cambios con jugadores aclimatados a los 3.600 metros de altura de La Paz para recibir el martes a Colombia por la segunda fecha de las eliminatorias suramericanas para el Mundial de Brasil-2014, y estima que la selección de Leonel Álvarez jugará al contragolpe.

La 'verde', vapuleada en su primer partido 4-2 por Uruguay en Montevideo, retomó el sábado sus entrenamientos en la Sede de gobierno en dos grupos: uno que se quedó en Bolivia y otro que se enfrentó ante los charrúas el viernes que hizo trabajo liviano.

El director técnico, el argentino naturalizado boliviano Gustavo Quinteros, había anticipado desarrollar dos estrategias para sus dos primeros partidos, en virtud a la sede de cada encuentro (Montevideo y La Paz) y a las características de cada contrincante.

Quinteros quiere aprovechar al máximo la altitud del estadio boliviano Hernando Siles, a 3.600 m sobre el nivel del mar, y mostrar un esquema mucho más ofensivo que el empleado en el estadio Centenario de Montevideo, con el deseo de sumar los primeros tres puntos de local.

Los cambios que hasta ahora podrían aplicarse para el próximo encuentro son las inclusiones del defensa Lorgio Álvarez y de los delanteros Juan Carlos Arce y Pablo Escobar, quienes se quedaron en La Paz mientras sus compañeros viajaban a Montevideo.

"Tenemos la misión de sumar y la obligación de ganar está y para eso debemos mostrar efectividad", afirmó el delantero Arce, exCorinthians y Sport Recife de Brasil, quien se declaró "con muchas ganas de estar en el equipo titular, ojalá que tenga la confianza del entrenador".

"Tenemos que presionar y no dejarlos salir de su terreno", señaló por su lado el delantero Escobar.

Aún queda pendiente qué decisión asume el técnico Quinteros sobre el ariete Marcelo Martins Moreno, del Shakhtar Donetsk de Ucrania, y qué roles les asigna a Escobar, Arce y Martins.

También se pensaba que el habilidoso volante Jhasmani Campos pueda ser de la partida, en lugar de Edivaldo Rojas (Naval Primero de Mayo, Portugal), aunque aún adolece de una molestia en la pierna izquierda.

Sobre el equipo que esperan enfrentar el martes, los bolivianos tienen una idea compartida, según reportó el diario La Razón de La Paz.

"Sabemos del poderío de Colombia, que jugará al contragolpe y por eso mismo no podemos perdonar cualquier chance", afirmó el delantero Arce, mientras que su compañero Escobar indicó: "vamos a enfrentar a una selección que seguramente nos jugará a contragolpe y para eso debemos estar concentrados en todos los sectores".

El defensa Lorgio Álvarez opinó: "van a querer jugar con nuestra desesperación y nosotros debemos tener mucha paciencia para no perder más puntos, ya que sería mortal".

El partido está previsto para el martes en el estadio Hernando Siles a las 2:00 p.m. (hora colombiana).

Colombia tuvo fecha libre el viernes y el martes hará su debut en las eliminatorias sudamericanas, que otorgan cuatro cupos para Brasil-2014 y al quinto la posibilidad de una repesca contra el quinto de Asia.

Su llegada a Bolivia está previsto para el lunes.