Las ventajas de Colombia al clasificar segunda del grupo A de la Copa América

Tras clasificar segunda del grupo A, el combinado nacional economizaría un poco más de cinco horas de vuelo en caso tal que llegue a la final del torneo.

James Rodríguez durante el entrenamiento de la selección de Colombia. Foto: AFP

La suerte. Esa que es simbolizada con una pata de conejo, un trébol de cuatro hojas o una herradura, parece estar impregnada en la selección de Colombia dirigida por José Pékerman. Desde su llegada han sido muchos los partidos que en los que el combinado nacional ha contado con este factor a favor. Parece que todo estuviera destinado para que le salga, sin importar el resultado. Pasó en el Mundial, en la Copa América de Chile y en la del Centenario se mantiene.

A pesar del sinsabor que dejó la derrota del pasado sábado 3-2 contra Costa Rica, de perder el liderato del grupo A con Estados Unidos y clasificar en la segunda posición. El resultado final, más allá de todas esas conjeturas que se pueden sacar al ver la tabla de posiciones, no fue tan negativo como se observa a primera vista.

"La derrota nos dejó cosas positivas y negativas, pero nos quedamos con el aprendizaje de los jóvenes y la experiencia en estas estancias de la competición internacional", dijo Pékerman una vez terminado el partido sin muchos afanes, con la calma con la que se acostumbra a hablar, como si todo estuviera premeditado. Clasificar segundo le ahorra horas de vuelo.

Comparación

Clasificar en la primera posición obligaba a Colombia a jugar contra el segundo del grupo B – en este caso Ecuador – en Seattle, lo exigía cruzar los 3.043 kilómetros de distancia que hay entre Houston (lugar del último partido de Colombia) y la capital del estado de Washington. De clasificar, el combinado nacional tendría que recorrer la misma cantidad de kilómetros para jugar nuevamente en el NRG Stadium y por último los 2.283 kilómetros para llegar a Nueva York. Esta distancia la recorrería en 17 horas, 10 minutos, aproximadamente.

Mientras al pasar en la segunda posición, Colombia tiene que viajar a Nueva York, donde enfrentará al primero del grupo B (Perú). Este recorrido es de 2.283 kilómetros, pero la gran diferencia se vería si avanza a semifinal, puesto que solo tendría que viajar 1.270 kilómetros a Chicago y la misma cantidad de regreso a Nueva York si llega a avanzar a la final. Distancia que recorrería en 12 horas, ahorrándole cinco horas de vuelo y un poco más de 3.500 kilómetros.

Pero dejando de lado distancias y horas de vuelo, Pékerman tiene como principal objetivo principal llevar a Colombia al Mundial y así lo dio a conocer después del partido contra Costa Rica, "lo que ahora tenemos aquí es la posibilidad de crecer de cara precisamente a las eliminatorias mundialistas, dado que no es fácil formar a un equipo en plena fase de clasificación y por lo tanto es un momento ideal para aprovechar las cosas positivas".