Los retos de Francia a 100 días de la Eurocopa

Los organizadores están en contacto permanente con los servicios de seguridad del Estado, pero sólo tras la cumbre del cambio climático (COP21) estos se han puesto manos a la obra con la seguridad del torneo.

A 100 días de la Euro 2016. Foto: AFP

Diferentes dudas en el plano político, deportivo y en la seguridad planean sobre la organización de la Eurocopa-2016, organizada por Francia, a 100 días de su inicio (10 de junio-10 de julio).

Los atentados que tiñeron de luto al país galo en enero y en noviembre de 2015 han provocado que el torneo se convierta en un evento de alto riesgo, en el que la seguridad de las selecciones participantes y de los seguidores implicará un dispositivo de policial de gran envergadura.

Los organizadores están en contacto permanente con los servicios de seguridad del Estado, pero sólo tras la cumbre del cambio climático (COP21) estos se han puesto manos a la obra con la seguridad en la Eurocopa.

"La cooperación entre el Estado y la organización (de la Eurocopa) en materia de seguridad tiene sentido si es eficaz", señala Jacques Lambert, presidente del Comité organizador de la Eurocopa, para el que esta colaboración se hace especialmente importante en los estadios "en el momento de acceder al recinto con un perímetro de fuerzas de seguridad del estado y otro con las de la organización. Es ahí la parte esencial del dispositivo".

El Ministro de Interior deberá encontrar el punto de equilibrio entre la información al público de las medidas de seguridad puestas en marcha, pero sin que su conocimiento suponga una ventaja añadida para eventuales terroristas. La seguridad en las 'fan-zones' será también crucial.

Benzema, asunto sin resolver

Un hipotético triunfo de los 'Bleus' en su propio país podría beneficiar al presidente François Hollande y a su primer Ministro Manuel Vals, de igual modo que el éxito en el Mundial de 1998 mejoró la valoración en las encuestas de sus antecesores Jacques Chirac y Lionel Jospin.

Como todo triunfo deportivo, el de Francia dentro de sus fronteras levantaría el ánimo de un país que ha notado los efectos de la crisis y cuyos principios se vieron quebrados por los atentados.

Pero, ¿será Benzema parte del equipo galo? Tras el levantamiento de su control judicial por el caso de presunto chantaje a su compañero Mathieu Valbuena en torno al vídeo sexual, lo que para el seleccionador Didier Deschamps ha supuesto "un primer paso", la pelota está ahora en el tejado del presidente de la Federación Francesa (FFF), Noël Le Graët, quien deberá pronunciarse finalmente sobre la eventual vuelta del delantero del Real Madrid al equipo nacional.

Una decisión que podrá tomar después de los amistosos ante Holanda y Rusia del 25 y 29 de marzo, a los que Benzema no acudirá por lesión.

Pero Valbuena también tiene algo que decir en este asunto. "Esto le ha condicionado psicológicamente y ha alterado su rendimiento con el Lyon, pero sigue siendo un jugador de alto nivel", señaló Deschamps.

Ante esta incertidumbre, Deschamps tiene en la recámara al atacante del Olympique de Lyon Nabil Fekir, que volverá en abril a los terrenos de juego tras una grave lesión producida en septiembre.

Problemas con el gol

La selección anfitriona no es la única que presenta dudas. Otras selecciones favoritas miran el calendario con un ojo en la evolución de sus lesionados.

Es el caso de Inglaterra, cuyo capitán y líder Wayne Rooney estará de baja hasta finales de abril por una problema en la rodilla.

La campeona del mundo, Alemania, tampoco podrá contar hasta finales de abril por el defensa Jérôme Boateng, con una dolencia en los abductores.

Además, la retirada de la Mannschaft del delantero Miroslav Klose ha dejado un vacío difícil de cubrir. Joachim Löw ha vuelto a contar con Mario Gómez, que no ha terminado de convencer, y también ha probado situando a jugadores con perfil ofensivo como 'falsos 9", como Thomas Müller o Mario Götze.

Algo parecido le ocurre a España: Diego Costa no se ha hecho con el puesto, ni tampoco los veteranos Roberto Soldado y Álvaro Negredo o los jóvenes Paco Alcácer y Álvaro Morata. En ese contexto emerge la figura del delantero del Athletic Bilbao, Aritz Aduriz, de 35 años, que llama a las puertas de la 'Roja' con sus 27 goles en todas las competiciones esta temporada.

En la portería en principio Vicente del Bosque mantendrá su confianza en Iker Casillas, pero ¿lo hará durante todo el torneo? David De Gea, sobresaliente en el Manchester United, llama a la puerta.

Italia también tiene problemas en punta. Mario Balotelli, decisivo en la anterior Eurocopa (doblete en la semifinal ante Alemania), ha hecho saltar las alarmas por su pobre rendimiento, lo que daría la oportunidad a los desconocidos Graziano Pellè, Simone Zaza o Eder, actual máximo goleador italiano en la Serie A con 12 goles... Antonio Conte podrá ensamblar las piezas en sendos amistosos de nivel en marzo ante Alemania y España.

Bélgica, número 1 en la clasificación FIFA, mantiene la duda de qué versión de Eden Hazard aparecerá en Francia. La del designado mejor jugador de la Premier el año pasado, o la del jugador que sólo ha firmado tres goles en este curso.