Magnate chino le apuesta al Atlético de Madrid

Wang Jianlin compra el 20% del club español por 52 millones de dólares.

/EFE

China se asienta en el fútbol europeo: el multimillonario Wang Jianlin compra el 20% del club español Atlético de Madrid, en una muestra del creciente interés del gigante asiático por los grandes clubes de Europa. Por valor de 52 millones de dólares, el acuerdo entre el club campeón de España y el grupo Wanda, dirigido por este magnate chino del sector inmobiliario, es un alivio para las finanzas de los colchoneros, en rojo en los últimos años debido a importantes atrasos de impuestos.

Esta operación permite por otra parte a Wang, de 60 años y gran aficionado al fútbol, diversificar sus actividades más allá del sector inmobiliario, los hoteles y los multicines, al tiempo que satisface su pasión por el balón. “Estamos encantados con la posibilidad de contribuir al crecimiento del Atlético de Madrid, con su sólida base de fans, y a una marca con un rápido crecimiento internacional”, se congratuló Wang.

Este negocio constituye un nuevo caso de toma de participación asiática en el capital de un club de fútbol europeo, pocos meses después de la compra del italiano Inter de Milán por el multimillonario indonesio Erik Thohir o del español Valencia por el magnate de Singapur Peter Lim.

Se espera que el acuerdo entre Wang y el Atlético contribuya al desarrollo del fútbol en China, considerado un gigante en el deporte mundial pero un enano en esta disciplina tan popular. “Esta inversión no sólo ofrecerá una oportunidad de oro a jóvenes jugadores chinos. De ser fichados por grandes clubes europeos, aumentará también la calidad del fútbol chino y reducirá la diferencia con el resto del mundo”, declaró Wang.

Según los términos del acuerdo, el Atlético creará una escuela de fútbol en España para jóvenes chinos, sus jugadores participarán en acciones de patrocinio y el club hará giras por China cada año.

Expropietario del club chino Dalian, Wang vendió su participación en 2000 tras un escándalo de partidos amañados en el campeonato chino. Hizo su retorno al mundo del fútbol en 2011 al convertirse en socio de la Chinese Super League. Situado en el puesto 42 de la lista de personas más ricas del mundo por la revista estadounidense Forbes, Wang pagará 52 millones a cambio de una participación del 20% a través de una ampliación de capital. Con una fortuna estimada de 18.000 millones de dólares, Wang ya tenía vínculos con España desde que el año anterior compró por 265 millones de euros el Edificio España, un emblemático rascacielos de Madrid.

Para el Atlético, su llegada es una botella de oxígeno: el campeón de Liga debe 200 millones de euros a la hacienda por retrasos en el pago de impuestos.
 

Temas relacionados