Mario Balotelli resucita con el Niza

El delantero italiano anotó dos dobletes consecutivos en la liga francesa y su equipo marcha líder, por encima del PSG y el Mónaco.

Mario Balotelli, delantero del Niza. Foto: AFP

Una carrera de altas y bajas ha tenido Mario Balotelli y tan solo tiene 26 años. Su mala conducta, sus salidas nocturnas, sus mujeres, sus polémicas comenzaron a llenar las páginas de los periódicos. “No crean en nada de lo que dicen sobre mí si no sale de aquí”, escribió en su cuenta de Twitter. Pero sus problemas con los entrenadores pasaron factura y llegó al punto en que ningún equipo lo quería en sus fialas. Ahora, Balotelli calla cuando el fútbol le sonríe. El delantero es la sensación de la Liga de Francia.

Desde su llegada al Niza ha disputado tres partidos y les ha anotado cuatro goles a dos grandes equipos de esa competición. Primero lo sufrió el Olympique de Marsella y le siguió el Mónaco. Seis puntos clave que tienen a su escuadra líder del torneo. En tres partidos, Balotelli ha superado los números de toda su campaña pasada en el Milan, en la que marcó tres goles en 23 partidos. Fue otro año perdido para el delantero que hace cuatro años tocó el cielo con las manos al marcarle dos goles a Alemania, que sirvieron a Italia para clasificar a la final de la Euro.

Desde entonces la carrera del delantero ha estado marcada por el desorden en la que lleva su vida. No era feliz en Manchester City y se fue. Esa fue una decisión que aún lamenta su representante: “Nunca debí permitirle dejar el Manchester City. Ha sido el único gran error que he cometido. Mario no era feliz pero tenía que haberle dicho que aguantara y tirara hacia adelante. El defecto de Mario es que en aquella época estaba buscando el amor, pero tenía que haber sido egocéntrico. Necesita comer, dormir, follar y jugar fútbol. El fútbol tiene que ser su prioridad y no una novia o una esposa", dijo el empresario.

Se fue al Milan en 2013, pero pasó sin pena ni gloria. En 2014 regresó a la Premier League. Liverpool pagó aproximadamente 20 millones de euros al cuadro rossonero. Brendan Rodgers, quien era entrenador del conjunto inglés, se mostraba confiado en encarrilar al delantero. “Esta compra es un riesgo calculado. Creemos que podemos ayudarle a mejorar como jugador y a madurar como joven”, dijo en su presentación. No fue así. Un año después, el Liverpool cedió a Mario al Milan.

Su regreso al equipo del cual se declaró hincha fue con un contrato especial. Estaban prohibidos los peinados llamativos, la ropa extravagante, el tabaco, y las fiestas. Tampoco podía escribir en las redes sociales noticias relacionadas con el club. Sinisa Mihajlovic lo advirtió: “Para que todo marche entre nosotros, deberás darlo todo, todos los días”, le dijo. “Si no, encontrarás tus maletas en la puerta de Milanello”. La relación duró ocho meses. El entrenador lo apartó del equipo y Balotelli regresó a Liverpool, donde el nuevo entrenador, Jurgen Klopp no quiso ni siquiera intentarlo con él.

Pero los problemas de Balotelli dentro de un equipo de fútbol no se reducen solo a las malas conductas. Tácticamente presenta problemas para los entrenadores. No se incorpora en el sistema colectivo defensivo, presiona poco a la defensa rival y tampoco hace el esfuerzo de cubrir los espacios en el medio del campo. La revista France Football analizó el momento del delantero y la decisión del Niza. En su portada, tituló: “Balotelli, ¿diamante o carga?” en la que estudió sus dos primeros partidos con el Niza. “Apenas corrió, pareció rígido, ajeno al proyecto colectivo”, consideró sobre este último encuentro ante el Schalke 04.

A pesar de las críticas ante el Mónaco ya ha superado sus alarmantes números de las últimas temporadas. Dos bien y uno mal en el Niza para el italiano, que además ha revolucionado el fútbol francés tras la salida de Ibrahimovic del PSG al Manchester United. Según su agente, Mino Raiola (el mismo que vendió a Paul Pogba al Manchester United en 120 millones de euros): “El que tiene los derechos de televisión de la Ligue1 debería dar un bono al Niza. Sin Ibrahimovic está liga ha perdido el 50% de su valor. Con Mario recuperará el 30%. Creo que puede asegurar unos 20 goles para el Niza”.