Mauro Camoranesi propinó un puño a Juan Pablo Rodríguez