México-Argentina y Nigeria-Suecia, las semifinales del Mundial Sub-17

El defensor del título, México, pasó la durísima barrera de Brasil con lo justo en cuartos de final, pero ahora le llega otra muy alta, la invicta Argentina.

México es favorito para ganar el Mundial Sub 17 2013.

El choque entre mexicanos y argentinos del martes en Abu Dabi supone el enfrentamiento entre los campeones continentales de la Concacaf y Conmebol, que han tenido un solo cruce entre ambos en esta categoría: cuartos de final de Finlandia 2003, con la particularidad que Humberto Grondona dirigía al ‘Tri’.

Aquella historia acabó con victoria argentina 2-0, cuando México se anunciaba como un gigante en crecimiento que confirmó dos años más tarde al ganar su primer título en Perú 2005 y luego replicó seis años después de la mano de Raúl Gutiérrez en México 2011.

En cambio, Argentina, once veces mundialista de la categoría con tres medallas de bronce, buscará llegar en Emiratos-2013 a su primera final, camino al único título internacional que falta en las vitrinas de su Federación.

Menos parejo pero con lugar para las sorpresas será el duelo del martes en Dubái entre Nigeria y Suecia, dispar en potencialidad y palmarés, teniendo en cuenta que las ‘Águilas Verdes’ fueron campeones mundiales en 1985, 1993 y 2007 y finalistas en 1987, 2001 y 2009, mientras los suecos disputan su primera cita planetaria.

De hecho, el once de Roland Larsson lo tuvo a tiro de triunfo dos veces, cuando ganaba 2-0 y luego 3-2, hasta recibir sobre el final un tanto Taiwo Awoniyi, autor del doblete del triunfo en cuartos ante el subcampeón mundial Uruguay.

Awoniyi se convirtió en el reemplazante de lujo del lesionado Success Isaac, el referente de ataque del subcampeón africano, aunque su gran figura se llama Kelechi Iheanacho, quien lleva marcados cinco tantos y varias asistencias de gol.

Suecia, que defiende el honor de Europa, 'diezmada' de su viaja guardia España, Francia o Alemania al inicio del campeonato, se las ha arreglado para pasar todos los desafíos, físicos y tácticos, como lo fue en la victoria en remontada ante Honduras (2-1), que estuvo a punto de hacer historia una vez más.