Michael Owen: "Es algo extraño ya no jugar fútbol"

A sus 33 años, el estelar exjugador de la selección inglesa completa una temporada fuera de las canchas

Michael Owen, exjugador de la selección inglesa

Michael Owen, exjugador de la selección inglesa, Manchester United y Real Madrid, visitó la sede de la Fifa en Zúrich y allí concedió una entrevista a www.Fifa.com, en la que habla de su retiro de las canchas desde la pasada temporada.


Tras su clasificación a Brasil 2014, ¿cómo evalúa a la selección inglesa actual? ¿Cuáles son sus virtudes y sus puntos débiles?

No creo que estemos en una época de reliquias del fútbol inglés. No es la mejor de la historia, pero, como todas las selecciones inglesas, es buena y competitiva, siempre. Aún así, creo que nos encontramos a mucha distancia de Brasil, Argentina, España, Alemania, Holanda. En estos momentos todos ellos están por encima de nosotros. Pero somos muy competitivos, en el Mundial no creo que a nadie vaya a gustarle jugar contra nosotros, somos un buen equipo, aunque no pienso que sea el mejor que hayamos tenido en mucho tiempo.


La última liga del Liverpool se remonta a 1990. ¿A qué cree que puede aspirar el club esta temporada?

Este año la Premier League va a ser muy interesante. Los tres grandes que hay en Inglaterra, o los tres que creemos que van a pelear por la liga, son los dos equipos de Manchester y el Chelsea, aunque también presentan muchos interrogantes. Los tres han cambiado de entrenador, y el Manchester City ha variado mucho el plantel, el Chelsea está buscando a alguien que pueda marcar con regularidad, y el Manchester United no ha empezado la liga muy fuerte. Así que si nos fijamos en los clubes que están un poco más abajo, probablemente los tres siguientes sean el Liverpool, el Tottenham Hotspur y el Arsenal. No creo que el Liverpool gane la liga esta temporada, pero si consigue entrar en los puestos de Liga de Campeones habrá sido positiva para el club. Ha tenido un buen arranque, pero será muy difícil que gane la liga.


Usted jugó a las órdenes de sir Alex Ferguson en el Manchester United. ¿Qué cree que ha cambiado tras su marcha?

Después de tener a alguien al frente durante 25 años, siempre habrá cambios importantes, en muchos aspectos. Por lo tanto, fuese quien fuese su sustituto, iba a exigírsele mucho. Iba a ser un cambio para todos los integrantes del club y para los jugadores, con nuevos métodos de entrenamiento, así que en mi opinión los cambios eran inevitables. Creo que el Manchester United ha elegido a la persona correcta: David Moyes llega avalado por una buena carrera hasta ahora, e hizo un trabajo sensacional en el Everton. Con el tiempo, pienso que demostrará que la decisión de ficharle ha sido estupenda. No ha comenzado muy bien, pero estoy seguro de que enderezará el rumbo, y seguirá siendo uno de los principales candidatos al título al final de la temporada.


¿Y cómo era jugar con Ferguson?

Para mí fue un gran honor tener a un entrenador como él durante tres años. Desde fuera uno se pregunta cómo es él, porque ha tenido muchos éxitos, y cuando uno juega en otro equipo siempre se pregunta por qué el United es tan bueno, por qué el entrenador es tan bueno. Fue fantástico que me pidiese jugar en el Manchester United, y luego verlo en las charlas del equipo, ver cómo dirigía a la gente, y cómo delegaba. El club es una organización enorme, y él delegaba muy bien en profesionales de áreas distintas, así que me abrió los ojos por completo.


¿En algún momento él le intimidó?

Lo que siento hacia él es más bien respeto. Es interesante, porque la primera vez que llegué al vestuario, al incorporarme al equipo, les dije a un par de compañeros: ‘Grita mucho, ¿no? Se enfada mucho’. Pero ellos negaron con la cabeza y dijeron: ‘No, tenías que verlo hace cinco, diez años, ahora es muy tranquilo’. No quiero pensar cómo era hace mucho tiempo. Exige mucho respeto, cuando uno juega con él está sometido a una gran disciplina, pero para tener tanto éxito creo que hay que imponer algún respeto.
¿Cómo se siente al ver partidos como el clásico de Manchester, ahora que ya no participa en ellos?
Cuando uno se retira es muy distinto, por supuesto, y tal y como es el fútbol se termina, por desgracia, bastante joven. Tengo 33 años y ya no juego al fútbol, es algo extraño, que no ocurre en muchas otras profesiones. Es difícil, los primeros dos meses fue bastante emotivo no jugar ya, pero todo el mundo tiene que pasar por ello en algún momento.


¿Le atrae la perspectiva de ser entrenador?

A veces lo pienso, ¡y luego me digo que no! Cuando uno llega al final de su carrera puede hacer muchas cosas distintas. Ya he hecho los dos primeros cursos, y a veces me levanto y pienso que me apetece. Implica un gran compromiso, es todos los días del año, pero como acabo de dejar de ser futbolista después de tantos años creo que me hace falta un descanso, sin duda. Nunca se sabe qué traerá el futuro, pero no creo que vaya a ser entrenador.


A veces a los aficionados les resulta complicado entender por qué el fútbol puede ser en ocasiones una profesión dura. ¿Puede explicarnos algunas de las dificultades con que se encuentran?

Creo que, en cualquier carrera que se tenga, cuanto más alto se llegue más difícil se vuelve, porque todo el mundo quiere superarte, y ser el mejor. Siempre es duro, hay que rendir al máximo en todo momento, uno no puede relajarse ni un minuto, hay que entregarse para alcanzar el mejor nivel posible. Eso significa sacrificar cosas que todos los demás pueden hacer, dormir lo suficiente, alimentarse con una dieta adecuada, lo que sea. Hay que tener talento, pero también una actitud positiva, compromiso, y estar dispuesto a hacer sacrificios, aunque las recompensas también son fantásticas. No creo que los futbolistas se quejen, pero es una vida dura.


Ya se está despejando la lista de candidatos para el Balón de Oro 2013. ¿Quién cree que será el galardonado?

Bueno, creo que ha sido otro año excelente de fútbol, hay muchísimos buenos jugadores, pero los dos que siempre aparecen en lo más alto de cualquier lista son Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. En mi opinión son, con mucho, los dos mejores del mundo en estos momentos. Y luego están otros que han tenido grandes éxitos con sus equipos. El Bayern de Múnich, como es lógico, me viene a la cabeza como uno de los equipos más exitosos del año pasado, al ganar la Liga de Campeones y la liga y la copa de su país. Así que jugadores como Franck Ribéry tienen posibilidades, pero creo que Messi y Ronaldo son los dos mejores, sin ninguna duda. Han rendido a un gran nivel con regularidad, y pienso que será uno de ellos.