Milan derrota al Real Madrid en Dubái

Los de Ancelotti no perdían un partido desde el 13 de septiembre. Ménez, El Shaarawy (2) y Pazzini anotaron los goles de los rossoneri; Cristiano y Benzema, de penalti, los blancos

Jeremy Ménez celebra el tanto con el que el Milan abrió el marcador en Dubái. Foto: EFE

No perdía un partido el Madrid desde el 13 de septiembre cuando cayó 1-2 en el derbi ante el Atlético. Tras 22 victorias consecutivas, con la conquista del Mundial de Clubes incluida, los de Ancelotti resultaron derrotados (2-4) en el partido amistoso que les enfrentó al Milan en Dubái.

Ménez, El Shaarawy, por partida doble, y Pazzini anotaron los cuatro goles del conjunto rossonero mientras que Cristiano y Benzema, de penalti, marcaron los del Madrid. En el último partido de 2014, el Milan lució más aplicación e interés que el equipo madridista; siempre a remolque en el marcador, enclenque en defensa y desenfocado en ataque. Los cuatro millones de euros recaudados por el amistoso fueron lo mejor para el Madrid, que estrenó el escudo de campeón del mundo. Los de Ancelotti retoman la competición oficial midiéndose el domingo al Valencia en Mestalla en la 17ª jornada de Liga y el miércoles 7 al Atlético en la ida de octavos de Copa.

El 2-4 fue el reflejo de la diferencia entre un equipo que necesita reivindicarse y otro más relajado, más pendiente de los próximos compromisos. Al contrario que el cuadro italiano, más concentrado y acertado, no lo pasó nada bien el Madrid en un duelo entre dos históricos que acumulan diecisiete Copas de Europa. Sin la tensión competitiva fue un equipo muy alejado del que encandila en los torneos oficiales. La movilidad de Jeremy Ménez, Stephan El Shaarawy y Giacomo Bonaventura, fue un martirio para la zaga blanca en la primera parte, aunque luego, en la segunda también tuvo su continuación. Mejor ubicado tácticamente y con mayor mordiente el Milan siempre dio más sensación de peligro ante un Madrid con escasa profundidad. Un error de Nacho Fernández al ceder el balón a Keylor Navas permitió a Ménez situarse ante el meta costarricense y resolver con tranquilidad y maestría. El tanto atolondró si cabe más al Madrid y relanzó al Milan, que amplió la cuenta siete minutos después (m. 34) con un magnífico disparo de El Shaarawy desde la frontal del área. El partido entró en una dinámica no muy habitual en un amistoso navideño, frenética, y ello permitió a los madridistas utilizar su arma favorita, el contragolpe. Jesé Rodríguez y Cristiano Ronaldo, que apenas habían aparecido, sorprendieron al cuadro italiano con una poderosa galopada y el portugués, tras recibir la asistencia del canario, situó el 1-2 en el marcador (m. 35) con un disparo al que no pudo responder el exguardameta madridista Diego López.

El Trofeo Dubai Football Challenge estaba otra vez en el aire, aunque el Milan, en las botas de Ménez, Montolivo y Bonaventura, tuvo de nuevo opciones para ampliar su ventaja, pero no pudo hacerlo hasta el inicio del segundo periodo (m. 48), por medio de nuevo de El Shaarawy, que batió a Iker Casillas, uno de los numerosos cambios de Ancelotti en el intermedio y que ya antes había salvado otro gol. El capitán madridista evitó poco después el 1-4 en un duro disparo de Bonaventura en pleno desconcierto de sus compañeros en labores defensivas, aunque también los blancos hacían gala de su calidad en ataque con un remate de Jesé al palo (Benzema mandó a las nubes el rechace) y otra llegada del galés Gareth Bale que rozaron el gol. No pudo lograrlo Casillas a los 73 minutos cuando Giampaolo Pazzini remató solo casi en el área pequeña y apuntilló un duelo ya decantado, aunque Benzema acortase después distancias al transformar un penalti cometido por el francés Mbaye Niang sobre Nacho y luego Agazzi impidiera a Bale maquillar aún más el resultado. Fin con derrota a un 2014 de ensueño para el Madrid con cuatro título.