Ministerio Público de Brasil anunció inspección al estadio mundialista de Sao Paulo

En la mañana de este miércoles se registró un trágico accidente que dejó dos muertos.

EFE

El Ministerio Público brasileño anunció una inspección al estadio 'Itaquerao' de Sao Paulo, donde se jugará el partido inaugural del Mundial del 2014, para evaluar si deben paralizarse las obras tras el accidente en el que murieron, al menos dos personas, según balance de la constructora.

El Ministerio Público admitió en un comunicado que ya tenía previsto emprender una inspección al estadio de propiedad del Corinthians para verificar supuestas irregularidades en el sistema contra incendios que habían sido advertidas por el Cuerpo de Bomberos.

Tras la tragedia registrada, y que según versiones iniciales pudo costar la vida a tres trabajadores, la Fiscalía en Sao Paulo solicitará una pericia para apuntar las causas y el estado de la estructura para evitar que pueda poner "en riego la integridad física y la vida de los futuros visitantes".

"Solamente si los elementos técnicos indican necesidad de suspensión de las obras, la Fiscalía adoptará providencias para que la construcción sea paralizada, hasta que sea eliminado cualquier riesgo para su seguimiento", señala una nota enviada por el organismo.

Tras las primeras versiones de la tragedia, el Corinthians y la constructora Odebrecht, responsable de la obra, manifestaron que habían fallecido dos operarios, de 44 y 42 años.

El Ministerio Público de Sao Paulo precisó que esperará el resultado de la investigación de la Policía Científica para definir las medidas que adoptará.

Según la nota, la Fiscalía ya había programado con el abogado del Corinthians, al inicio de esta semana, una visita a las obras durante los primeros días de diciembre para revisar irregularidades señaladas por el Cuerpo de Bomberos en relación con la seguridad contra incendios.

En el informe presentado el 29 de octubre por los Bomberos, se detallan cincuenta fallas del Proyecto Técnico de Seguridad Contra Incendios, lo que no permitió la aprobación de dicho certificado.

El accidente se produjo cuando una grúa golpeó el techo del estadio, provocando el derrumbe de una parte de la cobertura que cayó sobre las gradas, situadas abajo.

Los escombros cayeron sobre al menos tres operarios y, según la Defensa Civil, todos ellos murieron.

Las obras del estadio Corintinhas están previstas que finalicen en diciembre de este año.

El encuentro inaugural del Mundial se jugará el 12 de junio del 2014.