Mourinho-Klopp: choque de los 'showmen'

Este miércoles, Borussia vs. Real Madrid (1:45 p.m., Caracol).

José Mourinho, del Real, y Jürgen Klopp, del Borussia, rivales en la semifinal de la Champions. / AFP
José Mourinho, del Real, y Jürgen Klopp, del Borussia, rivales en la semifinal de la Champions. / AFP

José Mourinho y Jürgen Klopp, respectivamente entrenadores del Real Madrid y del Borussia, se enfrentarán este miércoles (1:45 p.m. Gol Caracol) en semifinales de la Champions y estos dos enamorados del show serán protagonistas de este duelo entre equipos influenciados por sus filosofías radicalmente diferentes de juego.

Ambos ponen sal a sus campeonatos y sus ruedas de prensa son casi tan esperadas como las actuaciones de sus equipos. En Madrid se siguen con atención las declaraciones del Special One, el título que Mourinho, de 50 años, se otorgó él mismo cuando entrenaba al Chelsea. En Alemania, el entusiasmo de Klopp, de 45, y sus comentarios encendidos, así como sus saltos cuando celebra los goles de su equipo, han hecho de él una de las personalidades más populares de la Bundesliga.

Conocedores de la importancia de los medios, saben también manejar las palabras para trabajar su reputación y servir a los intereses de sus equipos. Klopp, siempre orgulloso de buscar las cosquillas al Bayern Múnich, el gran club alemán con el que trata de rivalizar, no se resistió a una pequeña broma sobre la otra semifinal de la Liga de Campeones, que opone al club bávaro y al Barcelona, afirmando: “me apuesto el trasero” a que el Bayern va a llamar a Pep Guardiola para aprovechar sus conocimientos. En su estilo personal, Klopp también bromeó sobre la presencia de Mourinho, que vino a espiar al Borussia en su victoria aplastante frente al último de la Bundesliga, Greuther Fürth (6-1). “Mourinho se marchó en el 5-0, no pudo ver nuestros puntos débiles. Si quería ver que Mario Götze es capaz también de jugar por la derecha, una llamada de teléfono habría bastado”, señaló.

Pero más allá del show Mourinho-Klopp es también el duelo entre dos entrenadores reconocidos por sus pares y, con estilos diametralmente opuestos, apasionados de la táctica. El palmarés del portugués, dos títulos de Liga de Campeones (con Oporto e Inter) le sirven para ser considerado como uno de los mejores entrenadores del mundo, mientras que Klopp, que llegó en 2008 a Dortmund, ya ha permitido al club del Ruhr ganar dos veces el campeonato y una Copa de Alemania.

Defensa (muy modesto) cuando era jugador, Mourinho construye sus armas sobre un juego estructurado alrededor de la idea del contragolpe, mientras que Klopp, exdelantero de segunda división alemana con el Maguncia, defiende una cierta idea del juego bonito, con un fútbol de ataque. “Los partidos deben ir más allá del resultado. No quiero sólo ganar, quiero también sentir y tener emociones”. No es seguro que Mourinho se suscribiera sin condiciones a esta frase pronunciada por Klopp. En su gestión del colectivo, los métodos de los dos hombres se distinguen también. Si Klopp se acuerda a menudo de los jóvenes de su equipo, Mourinho parece apreciar los choques de egos, como lo atestiguan sus problemas, recurrentes esta temporada, con los mejores del vestuario madrileño. El portugués no tiene la costumbre de confiar en los jóvenes del equipo filial, al contrario que el técnico alemán: con excepción del atacante Álvaro Morata, Mourinho no ha confiado nunca esta temporada en las promesas del club en partidos importantes.

Nada que ver con los Marcel Schmelzer o Mario Götze, puros productos “made in Dortmund” y los 25 años de media de edad propuesta por Klopp.