Mourinho, suspendido dos partidos por incidentes en Supercopa de España

El estratega del Real Madrid fue castigado por meter el dedo en el ojo al segundo técnico del Barcelona, Tito Vilanova.

El entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, ha sido sancionado con dos partidos de suspensión por los incidentes ocurridos en la Supercopa de España en agosto pasado, cuando metió el dedo en el ojo al segundo técnico del Barcelona, Tito Vilanova.

Vilanova también ha sido sancionado con un partido de suspensión por responder a Mourinho con un manotazo, según decidió este miércoles el juez de competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Ambos han sido sancionados por infringir el artículo 123 del código disciplinario de la RFEF que castiga las acciones que originen "riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas" para los implicados.

Los dos también ha sido condenados a una multa de 600 euros, que deberán pagar sus respectivos clubes, los cuales también han sido condenados al pago de una multa de 90 euros adicionales.

Los incidentes se produjeron el pasado 17 de agosto al final del partido de vuelta de la Supercopa de España, que ganó el Barcelona 3-2, en el que Mourinho se fue hacia Vilanova y le metió el dedo en el ojo, a lo que el segundo técnico azulgrana respondió con un manotazo a medida que "Mou" se alejaba.

La disputa estalló tras una dura entrada de Marcelo sobre Cesc Fábregas (90+3), que supuso la expulsión del brasileño del Real Madrid y el origen de una serie de empujones entre jugadores de ambos equipos.

Por estos incidentes también vieron la tarjeta roja el delantero del Barcelona David Villa y el alemán del Real Madrid Mesut Ozil, que ya no estaban en el terreno de juego.

Tanto Marcelo, como Ozil y Villa fueron sancionados con un partido de suspensión, que deberían cumplir en la próxima edición de la Supercopa.