Murray y Djokovic, continúan en Australia su lucha por el número uno de la ATP

El británico y el serbio ya tuvieron un primer partido en este 2017. Fue en la final de Doha, el pasado 7 de este mes, y allí 'Nole' ganó tras un combate de casi tres horas.

Djokovic venció a Murray en Doha. Foto: AFP

La carrera entre Andy Murray y Novak Djokovic por ser el mejor tenista del momento, que marcó el año 2016, continuará a partir del lunes en Melbourne con el inicio del Abierto de Australia, donde Roger Federer y Rafa Nadal esperan demostrar que todavía pueden aspirar a grandes logros.

El británico, número 1 mundial, y el serbio, número 2, ya tuvieron un primer partido en este 2017. Fue en la final de Doha, el pasado 7 de este mes, y allí Djokovic ganó tras un combate de casi tres horas.

Murray vio cortada allí su racha de 28 partidos oficiales seguidos ganando, que le hizo vivir un gran final de 2016 y arrebatar a Djokovic el número 1.

El pasado año, el escocés brilló con 8 títulos, entre ellos Wimbledon, los Juegos Olímpicos y el ATP Masters de final de temporada. Ahora su desafío es levantar el trofeo en Melbourne, después de cinco finales perdidas. El serbio, por su parte, acumula seis títulos en total en el Abierto de Australia, incluyendo cinco en las últimas seis ediciones.

Para que haya un nuevo cambio de líder en la ATP, Djokovic necesita revalidar su título y que Murray no llegue a semifinales. Una combinación que se presenta improbable, pero no imposible, ya que este año el torneo se presenta con un pronóstico incierto por la situación en el ránking de dos pesos pesados de años anteriores, Federer (número 17 del mundo) y Nadal (número 9), que pueden cruzarse en el camino de los dos favoritos.

Murray, por ejemplo, podría tener que enfrentarse a Federer en unos hipotéticos cuartos de final. Nadal irá en la otra parte del cuadro y podría ser rival de Djokovic en semifinales.

El veterano jugador suizo puso fin a su temporada de 2016 desde Wimbledon, para curar una lesión de rodilla que le mermaba desde el inicio del año y poder empezar como nuevo en 2017, pese a sus 35 años.

Retomó la competición en la Copa Hopman, un torneo de exhibición por equipos mixtos donde su presencia suscitó un gran entusiasmo. El balance en los partidos individuales fue allí de dos victorias y una derrota, lo que no da grandes datos sobre su estado de forma, aunque muchos tienen claro que si está en Melbourne es porque está seguro de poder responder.

En caso de título, Federer lograría su decimoctavo trofeo del Grand Slam y el quinto en Australia.

Wawrinka, el gran 'outsider'

Para Nadal, las ambiciones puede que sean algo menores, pero sin descartar nada. Ante todo, el tenista español quiere recuperar su nivel de juego después de un año 2016 frustrante, en el que su regreso a la élite fue frenado por una lesión de muñeca.

Decidió no acudir a París-Bercy ni al ATP Masters de Londres, terminar antes su temporada 2016, y tiene la esperanza de poder volver a brillar en este 2017. Nadal no llega a las semifinales de un Grand Slam desde su último título, en Roland Garros en 2014.

En su primer torneo oficial de este año, en Brisbane, vio cortado su camino en cuartos de final, tras caer ante el canadiense Milos Raonic.

Ese último, número 3 mundial, forma parte del grupo de alternativas que podrían evitar una tercera final consecutiva Djokovic-Murray.

Pero por encima de Raonic parece con opciones el suizo Stan Wawrinka (número 4), ganador del último Grand Slam (Estados Unidos en septiembre de 2016) y que es el único jugador que derrotó a Djokovic en Melbourne en los últimos seis años. Fue en las semifinales de 2014, antes de proclamarse campeón.

También habrá que seguir de cerca al japonés Kei Nishikori (5º), al austríaco Dominic Thiem (8º) o el búlgaro Grigor Dimitrov (15º), campeón recientemente en Brisbane.

No estará en Australia el argentino Juan Martín Del Potro, que tras guiar a su país a una histórica primera Copa Davis a finales de noviembre, optó no participar en Melbourne.

 

últimas noticias