Nacional llegó a Japón pensando en ser protagonista en el Mundial de Clubes

La reciente tragedia del Chapecoense hizo que al equipo de Reinaldo Rueda lo esperen un buen número de periodistas internacionales en el aeropuerto de Kensai, al sur de Osaka.

La expedición de Atlético Nacional de Medellín llegó este sábado a Japón para afrontar el Mundial de Clubes, un torneo que los Verdolagas califican de "sueño" y en el que tendrán en el recuerdo a las víctimas del Chapecoense fallecidas en un reciente accidente aéreo.

"El mejor tributo que podemos rendir a este equipo sudamericano es hacer un lindo torneo y llegar a la final", dijo el técnico Reinaldo Rueda a su llegada a Osaka, donde el próximo miércoles el equipo colombiano debutará ante el Mamelodi Sundowns sudafricano o el Kashima Antlers japonés.

"Ojalá logremos la meta", añadió el preparador.

El capitán del equipo, Alexis Henríquez también se refirió al equipo brasileño: "Esta tragedia va a quedar marcada para toda nuestra vida, porque como futbolista no esperas que sucedan cosas así", dijo en referencia al accidente de avión ocurrido cerca de Colombia hace dos semanas, en el que murieron 71 personas.

Gran parte de las víctimas formaba parte del Chapecoense, un modesto equipo brasileño que había hecho historia al clasificarse para la final de la Copa Sudamericana y viajaba precisamente a Medellín para afrontar a Atlético Nacional en el partido de ida.

Ese accidente truncó el sueño del Chapecoense, pero el equipo Verdolaga quiere que de alguna manera también esté presente en Japón. "Cuando entremos en la cancha sabemos que vamos a representar a fútbol colombiano y sudamericano", aseguró Henríquez.

El Mundial de Clubes en Japón representa para el equipo Verdolaga "un sueño hecho realidad", dijo Rueda nada más bajar del avión tras casi dos días de viaje y una escala en París.

Debut el próximo jueves 

El equipo colombiano debutará en el Mundialito en la primera semifinal, el jueves ante el Kashima Antlers japonés o el Mamelodi Sundowns sudafricano, aunque antes los jugadores colombianos deberán recuperarse del viaje y adaptarse al nuevo horario.

"Ahora vamos a instalarnos en el hotel y después haremos alguna actividad, la idea es salir a caminar un poco para que se acorte el día y llegar bien en la noche para que ayude en el encuadre con el uso horario", explicó Rueda.

La reciente tragedia del Chapecoense hizo que a la expedición colombiana le esperase un buen número de periodistas internacionales en el aeropuerto de Kensai, al sur de Osaka.

Aficionados Verdolagas no había muchos, teniendo en cuenta el alto coste del pasaje y que aún quedan cuatro días para el debut del equipo, aunque un par de japoneses, ataviados con camisetas verdiblancas, sí reclamaron autógrafos a los jugadores. 

También recibieron a los expedicionarios algunos medios audiovisuales colombianos, que ya transmiten la pasión con la que el país sudamericano está viviendo esta competición.

El sueño Verdolaga es disputar la final al todopoderoso Real Madrid, pero por el momento los colombianos solo piensan en el primer partido. "Sabemos que para nosotros el partido más importante es el primero porque si no ganamos será imposible jugar la final contra el Real Madrid que es lo que todos queremos", aseguró por su parte el capitán.

"Vamos a dar todo para conseguir este mundial porque si lo hacemos somos conscientes de que haremos historia para el fútbol colombiano y sudamericano", recalcó el veterano defensa, que no teme enfrentarse al Real Madrid en la final: "Tenemos nuestras condiciones y en la cancha seremos once contra once".
 

Temas relacionados