Neymar: Estoy muy decepcionado

Ante la imputación al Barcelona por un presunto delito fiscal en el fichaje del brasileño, el propio jugador y su padre reaccionan.

El día feliz de la presentación de Neymar como nuevo jugador del Barcelona, junto con el entonces presidente Sandro Rosell, quien tuvo que renunciar por los líos en la contratación del brasileño. / AFP

El Barcelona definitivamente pasa por una gran tormenta: el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz lo imputó, como persona jurídica, en un presunto delito fiscal en el fichaje del delantero brasileño Neymar, después de que la fiscalía así lo pidiera al considerar que el equipo defraudó 9,1 millones de euros a la hacienda pública.

En su auto de imputación, el juez no cifra la cantidad supuestamente defraudada, pero sí apunta a que las cantidades pagadas por el club que se abonan a otras sociedades aparentemente vinculadas al jugador “podrían responder, en cuanto a su verdadera naturaleza, a una mayor retribución al propio jugador”.

El juez acuerda, tal y como le pidió el fiscal, que se le pidan a la Agencia Tributaria las liquidaciones de impuestos del club de 2011, 2012 y 2013. Además, pide que se calcule la cuota supuestamente defraudada y, en su caso, la propuesta de regularización fiscal. Además reclama al padre del jugador diversos contratos y documentación de las sociedades relacionadas con el fichaje.

Según Ruz, “concurren indicios suficientes para la investigación de la posible comisión de un delito contra la hacienda pública”. Además cita al fiscal para concluir que en el caso Neymar se ha desvelado una apariencia de “simulación contractual presuntamente llevada a cabo entre las partes firmantes, que pudiera evidenciar una falta de correspondencia entre la causa y la finalidad real de los compromisos y obligaciones económicas en aquellos documentados con el título nominal y apariencia formal de los contratos suscritos”.

Otra de las pesquisas que pide el juez es que Hacienda certifique si Neymar se consideraba, en 2013, como no residente y si su tributación debía realizarse en España o en Brasil. De momento, el juez no ha decidido tomar declaración a ningún responsable del F.C. Barcelona y entre sus medidas sólo ha incluido solicitudes de información y el traslado de la imputación a la Abogacía del Estado, ya que debe ser esta institución la que ha de reclamar el pago del dinero supuestamente defraudado.

Neymar da Silva padre fue el primero en reaccionar ante las acusaciones y publicó en la página oficial de su hijo una carta para expresar su opinión sobre las últimas novedades en la investigación:

“Falta de ética es lo que están haciendo con nosotros. Si dices que puedes negociar la salida del jugador y además de decir que puedes, firmas un documento que deja a tu hijo salir libre en 2014 con 22 años, ¿yo qué tengo que hacer? Le tengo que preparar para cuando eso ocurra, con mucho trabajo, negociando el futuro para cuando llegue”, comenta sobre la actitud del Santos, que le autorizó a negociar la salida del futbolista ya en 2011 y que ahora intenta conocer los términos del contrato del futbolista con el Barça por si le correspondiera una mayor cantidad del traspaso.

“¿Qué querían? ¿Que cruzase los brazos y esperase los riesgos que existen en el fútbol hasta 2014? Todos ganaron con la transferencia de Neymar por lo que firmaron y por lo que negociaron”, apunta.

Y analiza la situación de su hijo: “no tenemos nada en contra del Santos y ahora podríamos salir acusando a todos los que están hablando. Pero estamos escuchando a todos sin saber lo que realmente pasa. Tenemos tres presidentes. Uno (FC Barcelona), se va diciendo que tiene problemas personales cuando el tema de la transferencia de Neymar ya se estaba discutiendo. Los otros dos (del Santos) diciendo que no autorizaron nada, a pesar de que lo teníamos por escrito. Si eso fuera así, todos los contratos que firmó Neymar con el Santos de esos presidentes no valdrían para nada. Me parece que este asunto es una cuestión de oportunismo o de política interna”.

Sobre la exigencia del Santos de acceder al contrato firmado entre el delantero y el Barcelona, el padre del astro apunta a que el club brasileño demuestra una conducta temeraria después de dos negativas por parte de la justicia: “El Santos admite su temeraria conducta cuando declara que, después de dos negativas, desistirá de la acción y buscará los documentos por medio de la justicia española, o sea, atacan a nuestro Poder Judicial, que por no ser de su conveniencia, será desprestigiado”.

“Todo el dinero que facturan mis empresas viene a Brasil, incluso cuando se debe a empresas asentadas en el exterior”, asegura el progenitor de la estrella. “Todo es recibido en Brasil y obviamente todos los impuestos son recogidos aquí”, insiste, antes de subrayar que ninguno de los socios de las empresas de Neymar posee cuentas o estructuras societarias fuera del país, como personas físicas o jurídicas.

Por supuesto, luego fue el propio Neymar quien salió en defensa de su padre ante las críticas de Luis Álvaro de Oliveira , presidente del Santos: “Una vez más me tomo la libertad de hablar sobre un tema que ya ha cruzado la línea. Hoy entiendo a Pablo Henrique Ganso y por qué no quiso quedarse en el Santos. No fue porque no le gustase el club, ¡fue por sus dirigentes! Siempre respeté a todos ellos y fui muy profesional. Estoy muy decepcionado con el expresidente y también con el actual, Laor y Odilio. Principalmente Laor, a quien siempre traté con el mayor cariño y admiración, hoy perdió todo mi respeto por lo que ha dicho de mi padre. Demasiada mierda, tanto hablar. Si él pensaba que mi padre era estúpido, está equivocado. Agradezco a mi padre por ayudarme a estar donde estoy y si ha ganado muchos millones, ¿cuál es el problema? Funcionó, nada cayó del cielo. Perdón, santistas, pero dos o más personas no van a cambiar mi afecto por el SFC”.

Temas relacionados