No maten al ascenso, la campaña que une a todas las categorías del fútbol argentino

El movimiento busca una reparto más equitativo de los ingresos en el balompié gaucho. Peligra el inicio de los campeonatos de las diferentes divisiones.

Pancarta expuesta por el Club Villa Dálmine y Deportivo Morón, clubes del ascenso del fútbol argentino, en un amistoso. / @VillaDalmineOK

La rebeldía de los clubes del ascenso en Argentina, apoyada por jugadores estelares de la primera división, ha puesto en peligro el inicio de los campeonatos de fútbol de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), confirmaron el lunes dirigentes.

"Si no nos suben la plata (del reparto de ingresos) y se hacen cargo de la logística, las categorías (segunda, tercera, cuarta y quinta) son inviables", dijo el delegado de la agrupación Ascenso Unido, Daniel Ferreiro, en declaraciones a Radio 10.

Ferreiro dijo que "es cero" la posibilidad de que el próximo fin de semana arranquen los torneos. "Vamos al paro", confirmó Ferreiro, quien acusó a los clubes más poderosos del país de generar la crisis. "Son los que tienen el 80% de la deuda total", indicó.

El presidente de una de esas entidades, el popular Boca Juniors, Daniel Angelici, admitió a la Radio 10 la gravedad del problema. "Si hay que parar, debería ser por seis meses para resolver todo", afirmó.

Jugadores de primer nivel como Carlos Tevez (Boca), Víctor Cuesta (Independiente), Walter Erviti (Banfield) y Leandro Romagnoli (San Lorenzo), se han plegado a la campaña 'No maten al Ascenso'. El movimiento reclama al gobierno y a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) un trato justo en el reparto de fondos.

Se declararon en rebeldía 39 de los 75 asambleístas de la AFA. Todos ellos representan a entidades medianas y pequeñas.

Al frente de la AFA está, desde el 18 de julio, una comisión normalizadora comandada por Armando Pérez, con mandato de un año. Pérez fue nombrado por la FIFA pero su mayor respaldo es el presidente Mauricio Macri. Se intentó poner fin a la crisis por discrepancias internas.

Pero Ascenso Unido giró a la FIFA una carta en la que denuncia "la intervención estatal" en la AFA. Aún no recibió respuesta. "Si no arrancan (el torneo) pagarán las consecuencias", amenazó Pérez, en declaraciones a la prensa. No precisó qué tipo de represalias se tomarán.

"Los jugadores de San Lorenzo apoyamos a los del Ascenso. No queremos que empiece el fútbol así. Si no les pagan, que no arranque el torneo", había declarado Romagnoli a la prensa.

Los clubes rebeldes también cuestionan la injerencia del gobierno en la crisis con los manejos de fondos del programa Fútbol para Todos (FPT), de contratos para la transmisión gratuita por TV de los partidos.

Ascenso Unido cuestionó en un comunicado que en los contratos con AFA figure "la empresa Torneos y Competencias, que está dentro del denominado FIFA-Gate", el escándalo de sobornos que causó la caída del expresidente de la entidad mundial, Joseph Blatter.