Nos dejaron vivos: Diego Simeone

El entrenador argentino, aliviado por haber encajado solo un gol, destaca que "otro rival hubiera cerrado aquí la eliminatoria".

Diego Simeone, técnico del Atlético de Madrid. Foto: AFP

Las estadísticas apoyaron la realidad que se apreció en el Bay Arena de Leverkusen. El Atlético fue superado por juego, por intensidad y por colocación en el campo. No encontró una vía para salir de la presión del conjunto alemán, que jugó con una revolución más para superar a los rojiblancos en un arte en el que suelen salir ganadores. Los futbolistas de Schmidt recurrieron a las faltas tácticas para complementar esa presión agobiante que maniató a los jugadores de Simeone. El Leverkusen cometió 25 faltas por 11 del Atlético. También redujo a un 35% la posesión rojiblanca, cifra que esta vez no le dio para armar ni juego directo ni contragolpes.

“Me voy contento porque con dos cambios menos desde el primer tiempo, con un jugador menos en los últimos 20 minutos y ya sin cambios me voy con la sensación de que ellos nos dieron vida, nos dejaron vivos”, analizaba Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético, que le lanzó una puya velada a Schmidt, el del Bayer. “Con todo eso a favor otro rival hubiera cerrado aquí la eliminatoria porque el partido estuvo para ello”. En la primera parte, el técnico rojiblanco se encaró con Schmidt tras una discusión de este con Germán Burgos, su segundo. “No sé lo que dijo Burgos, pero es mi amigo y fui a defenderle”. “Siempre está pidiendo faltas y tarjetas”, le replicó el entrenador del Leverkusen.

Simeone encontró la explicación al mal partido de los suyos en la incapacidad de su equipo para salir de la presión y en la derrota de las segundas jugadas: “No pudimos resolver bien sobre la primera presión, ganamos la mitad de segunda pelotas, y eso les hizo progresar y sentirse más cerca de hacer jugadas ofensivas. Con el tercer cambio buscamos el empate, Arda estaba cansado y con Torres buscaba más presencia en ataque. Tuvo esa ocasión y luego el gol, que no sé lo que señaló el tercer, el cuarto o el quinto árbitro”, explicó. Sobre las bajas seguras para el partido de vuelta por sanción, Tiago y Godín, Simeone apuntó a la importancia de contar con un plantel competitivo: “Un equipo te gana partidos, pero un grupo te hace conquistar cosas importantes”. A esas bajas pueden sumarse las de Saúl, que hará noche en Leverkusen, donde fue sometido en una clínica a un tac renal por un golpe recibido, y la de Siqueira, con una contractura en los isquios.