Osorio analiza el Mundial

El técnico múltiple campeón con Atlético Nacional habló con El Espectador sobre lo que está pasando en Brasil 2014. Comentarios de un ganador.

El técnico Juan Carlos Osorio vive en Brasil su primer Mundial como comentarista. / AFP

La sala de medios del estadio nacional Mané Garrincha de Brasilia estaba llena de periodistas. Colombia acababa de vencer 2-1 a Costa de Marfil y, tras la rueda de prensa de los entrenadores y el paso de los jugadores por la zona mixta, todos habían regresado a escribir las reacciones que ha dejado un emocionante compromiso. Medios de todo el mundo, en su mayoría colombianos, marfileños, japoneses y brasileños, ocupan las cerca de 80 mesas que están equipadas con televisores plasma en los que se repiten los mejores momentos del juego que la tricolor había ganado.

Al fondo de la sala, casi en donde termina la zona de trabajo e inicia la de alimentación, estaba sentado, relajado, vestido con camiseta tipo polo blanca, jeans y unos tenis negros, el técnico de Atlético Nacional, Juan Carlos Osorio, el hombre más ganador de los últimos años en el fútbol colombiano y quien por esta época está trabajando para un canal deportivo del país comentando el Mundial. Interrumpiendo unos minutos de su descanso, el técnico risaraldense analizó para El Espectador lo que va de Brasil 2014. Hizo referencia al nivel que se está viendo, a la pronta eliminación de España, el dudoso arranque del candidato al título, Brasil, y al momento de Colombia. Agregó que no anhela dirigir en una Copa Mundo.

¿Cómo ha vivido el Mundial?

Con mucha alegría y profesionalismo. Ha sido una extraordinaria oportunidad de aprender, de confrontar ideas y lecturas de juego; de analizar ajustes a los partidos y remates del mismo; y, además las decisiones en la selección. También de poder ver a los mejores jugadores y a varios de los más destacados equipos. Lo que ha dejado el Mundial, hasta ahora, es la confirmación, una vez más, de que el fútbol se ha equilibrado y ahora en la élite los partidos se ganan y se pierden por detalles.

¿Y siendo periodista cómo se ha sentido?

Creo que es una gran oportunidad de poder trabajar en algo que nunca había hecho, de ver el fútbol con la misma óptica pero explicarlo y analizarlo mejor. He tratado de sacar el mayor provecho posible y de verdad que es una experiencia extraordinaria. He hablado con muchos periodistas y cada día se aprende mucho más de este maravilloso juego que es el fútbol.

¿Es la primer vez que viene a una Copa del Mundo?

Sí, gracias a Dios pude venir a éste que, hasta el momento, está siendo un buen Mundial.

¿Cómo analiza la temprana eliminación de España?

Yo creo que España nos tenía acostumbrados a jugar con un falso nueve y cinco llegadores, como también lo hizo Alemania. Ahora España cambió esa idea poniendo a un delantero como Diego Costa, que está acostumbrado a no jugar con próximos sino con alejados en el Atlético de Madrid, en donde casi siempre Godín o Miranda lo buscan con pases largos. En España eso no se lo ofrecen Silva ni Iniesta, así que eso no funcionó. También creo que ha pesado muchísimo la parte psicológica, porque muchos de los jugadores más influyentes en España no tuvieron una buena temporada y comenzar perdiendo frente a Holanda por goleada los bajoneó aún más.

¿Qué equipo lo ha sorprendido?

Sería injusto nombrar a uno solo. Me parece por ejemplo que en la estructura 4-4-2 Suiza es un equipo muy interesante. Tienen la mejor pareja de volantes centrales en Behrami e Inler. Para los que les gusta ese sistema, deberían ver a esa selección porque son jugadores mixtos. A los que nos gusta jugar con tres centrales, como es mi caso particular en Nacional, creo que hay que ver a México, a Holanda y a Chile. Muestran que ahí lo importante es la organización de los otros siete jugadores y sobretodo estructurar la mitad de la cancha, definiendo si se va a hacer figura de rombo o los cuatro extendidos por la mitad.

¿Y Colombia?

Vamos bien. Sigo pensando que la gran fortaleza de nuestro fútbol son los jugadores, pues ellos por su profesionalismo y sus condiciones se pueden adaptar a cualquier esquema. Han tenido dos partidos en los que han salido las cosas y esperemos que sigamos por ese camino por el bien del fútbol colombiano.

Se habla mucho de que Brasil no anda bien, ¿cómo lo ve usted?

A mí no me parece que Brasil haya jugado tan mal como muchos dicen. Lo vivo en carne propia, cuando se juega con un equipo que aparentemente es superior a los demás. En la opinión de muchos, y muchos es demasiados, se pretende un equipo arrollador y no necesariamente tiene que ser así. Salvo la ayuda que le dieron en el penal frente a Croacia, ha competido bien.

¿La libretica de Osorio se está llenando en este Mundial?

(Risas) Claro, ahí la tengo.

Usted es especialista en el trabajo físico. ¿No cree que al Mundial llegan reventados los futbolistas, como los europeos?

Si analizamos a España, sí. Pero si analizamos a Chile y Colombia, no. Con frecuencia se recurre a ese elemento para excusar el rendimiento de un equipo, pero yo creo que la fatiga mental es un factor a tener muy en cuenta.

¿Al ver este ambiente de Mundial no se antoja de dirigir una selección?

Claro, es algo que lo seduce mucho a uno, pero yo quiero dirigir la nuestra. Si no, estaría en Honduras, Costa Rica o Canadá, que me han ofrecido pero yo me he negado.