Panamá, dirigida por Hernán Darío Gómez, venció 2-0 a Costa Rica

Bajo la dirección técnica del colombiano, el seleccionado canalero rompió la racha de Costa Rica de 13 partidos sin perder.

Hernán Darío Gömez junto con su cuerpo técnico en la selección de Panamá. Foto: selección de Panamá

Panamá derrotó 2-1 a Costa Rica en partido amistoso de preparación para la Copa Oro-2015, disputado en el estadio Rommel Fernández de la capital panameña, un resultado que rompe la racha de los costarricenses de trece partidos sin perder.

Los goles canaleros fueron anotados por Blas Pérez (17) y Luis Tejada (25), mientras que Álvaro Saborío (66) descontó para los 'ticos' desde el punto de penal, en un vibrante partido con un tiempo para cada equipo.

Con este resultado, Panamá truncó la racha de trece partidos sin perder de Costa Rica, entre ellos, los disputados en el memorable Mundial de Brasil-2014.

"No nos gusta perder y sobre todo un récord tan lindo y tan importante pero no puedo cerrarme en eso", lamentó Wanchope, según el cual hubo desatenciones "muy infantiles" de su equipo en la primera parte.

Los primeros 45 minutos fueron para los panameños, que buscaron la velocidad y la presión ante una Costa Rica irreconocible, que mejoró notablemente en la segunda mitad.

El partido sirvió como prueba a ambos oncenos para la próxima Copa Oro de la Concacaf. Con este resultado, Panamá suma 7 victorias frente a los 'ticos', por 22 triunfos costarricenses y 12 empates.

El DT de Panamá, el colombiano Hernán Darío Gómez, presentó cuatro novedades en el once titular, por seis del seleccionador costarricense, Paulo Wanchope. "Los dos equipos entregaron todo, pusieron su orden y su estilo", pero el resultado "es justo por las opciones de gol que tuvo Panamá", dijo Gómez.

Durante la primera parte, el equipo local neutralizó con una fuerte presión a Costa Rica, incapaz de salir con el balón jugado desde atrás.

Sin embargo, la primera ocasión fue del costarricense Bryan Ruiz, quien al minuto 4 peinó hacia atrás un balón de falta que salió pegado al poste.

Panamá pasó entonces a buscar la velocidad por banda con Alberto Quintero y Armando Cooper en busca de los delanteros Blas Pérez y Tejada.

Precisamente fue Tejada el primero en avisar para los panameños al minuto 10, cuando sorprendió a una inédita defensa, pero el arquero Esteban Alvarado sacó una mano prodigiosa y Pérez no llegó al rechace.

Producto de esa velocidad llegó el primer gol del partido. Cooper se fue por la derecha de su marcador Lemark Hernández y su centro al segundo palo lo cedió de cabeza hacia atrás Quintero para el control con la derecha y posterior zurdazo de Peréz.

Cuatro minutos después, Panamá pudo aumentar su ventaja, pero el balón fue despejado por un defensor en la línea de gol. Al minuto 25, los panameños volvieron a romper las redes de la portería rival después de un cañonazo desde fuera del área de Aníbal Godoy que fue repelido por el larguero.

El rechace le cayó a Quintero, cuyo disparo fue despejado por el arquero, que ya no pudo evitar el remate a placer de Tejada. En la segunda parte, Costa Rica dispuso más tiempo del balón, aunque fue Panamá la que pudo marcar tras un error del portero que Quintero no supo aprovechar.

Con el paso de los minutos, Panamá se fue quedando sin ideas, lo que fue aprovechado por el equipo visitante que, al minuto 65, se vio con un penal a favor que aprovechó Álvaro Saborío tras engañar al arquero Jaime Penedo.

En ese momento al equipo panameño le entró el miedo, pero ni Bryan Ruiz, que se durmió con la pelota, ni Joel Campbell, con un disparo a las nubes, supieron aprovechar sus ocasiones.

De ahí hasta el final, los "canaleros" jugaron al contragolpe, aunque fue Costa Rica la que pudo empatar. Sin embargo, Marco Ureña falló delante de la portería y Penedo solventó un error defensivo a poco del final.