La pausa por deshidratación, un experimento que pudo perjudicar a México

La pausa en el minuto 75 le permitió a Van Gaal reacomodar su equipo para el final.

AFP

La FIFA, debido al calor y la humedad existentes en Fortaleza, en el partido de octavos de final del Mundial de Brasil 2014 entre Holanda y México, introdujo dos pausas en los minutos 30 y 75, un descanso que dio alas a los europeos para ganar con dos tantos al final.

México iba ganando por 1-0 desde el minuto 48 de partido, y después de la pausa concertada en el minuto 75, coincidiendo además con la entrada en el campo de Klaas Jan Huntelaar, Holanda le dio la vuelta al partido con tantos de Wesley Sneijder (88) y del propio Huntelaar (90+4) de penal.

"Tras el gol de México, pasé a un sistema de 4-3-3. Y tras la pausa por la deshidratación coloque un 4-4-2", afirmó el seleccionador holandés Louis Van Gaal. Coincidiendo con la pausa, Van Gaal sacó del terreno a Robin Van Persie, haciendo entrar a Klaas Jan Huntelaar, que sería decisivo en los dos goles holandeses. De este modo, Huntelaar y Dirk Kuyt, que había comenzado como lateral, se colocaron como delanteros en la selección holandesa.

En el primer gol, Huntelaar cedió hacia atrás con la cabeza, tras la salida de un tiro de esquina, para que marcara Sneijder el tanto del empate. Y en el segundo, lanzó el penal cometido por Rafa Márquez sobre Arjen Robben, que no quiso lanzarlo, pese a ser el especialista, para que lo marcara Huntelaar.

Todo indica que esos tres minutos de pausa fueron más beneficiosos para Holanda, aunque Miguel Herrera, el técnico mexicano, no quiso echar la culpa a esa circunstancia, señalando al árbitro portugués, Pedro Proença, como máximo culpable.

"Es cierto que Holanda corría más porque le regalamos la posesión de la pelota, pero a nosotros nos faltó llevar el balón a la esquina. Físicamente el equipo no estaba caído, estaba bien, corriendo, pero el penal es un penal inventado. Nos faltó conseguir las cosas, hacer pesar un poco la experiencia", señaló Herrera.

"Lo que va contra el fútbol es jugar con este tipo de clima, con cansancio, agobio, sol, humedad. No creo que estos tres minutos puedan definir el partido", explicó el estratega mexicano.