Pékerman busca hacer historia con Colombia

El seleccionador nacional, que este sábado afronta los octavos de final con el combinado nacional, va tras un resultado que lleve al seleccionado colombiano por primera vez en su historia a cuartos de final.

Sólo 90 minutos separan a Colombia de alcanzar por primera vez los cuartos de final de una Copa Mundial de la FIFA, ese viejo anhelo que ni la generación del ‘Pibe’ Valderrama pudo lograr en Italia 90. Y las ilusión, tras el pleno en la fase de grupos, es alta.

La empresa, sin embargo, no parece fácil, pues el rival que tendrán enfrente será Uruguay, un viejo conocido y toda una piedra en el zapato de los cafeteros a lo largo de su historia.

Para lograr la hazaña, Colombia se encomendará una vez más a José Pekerman, el principal artífice de su gran momento de forma. Con él en el banquillo, la selección sólo ha perdido 3 de los 26 encuentros que ha disputado. El equipo llega a su particular cita con la historia tras un invicto de 10 partidos, pero ¿adivinan quién fue el último rival en derrotarlos? El mismo que les aguarda este 28 de junio en el Maracaná.

En la previa del vibrante duelo, hablamos en exclusiva con el técnico argentino, segundo seleccionador con más partidos en torneos FIFA, sobre las expectativas generadas por el juego del equipo y la posibilidad de hacer historia ante, precisamente, su particular “bestia negra” 

Señor Pekerman, hasta ahora, esta Copa Mundial de la FIFA está siendo todo un éxito para Colombia. ¿Esperaba lograr un progreso así antes del inicio del torneo?

Sabíamos que las cosas iban bien, que íbamos en la dirección correcta, pero también fuimos siempre conscientes de que una Copa Mundial es diferente. Que la presión aquí es distinta. No podíamos anticipar cómo sería nuestra actuación antes del comienzo de la competición. Haber superado la fase de grupos nos enseña que estamos venciendo cada desafío, y nos da esperanzas.

Tres victorias, nueve goles y campeones de grupo: ¿Cree que las expectativas sobre el equipo son mayores ahora, sobre todo entre los aficionados?

Sí, claro, para los aficionados es lógico. Ha habido mucha frustración con nuestro equipo en el pasado, así que ahora toca disfrutar y ser felices. Hemos colmado las expectativas que había sobre nosotros, y eso es un gran logro, porque en el fútbol es frecuente que no se cumplan las predicciones que se hacen antes de los torneos. Sin embargo, tenemos que ser cuidadosos y saber que cada partido que juguemos a partir de ahora será más difícil que el anterior, porque los equipos que quedan son los mejores.

Es bueno mantener un equilibrio entre la confianza en lo que hacemos y el ser conscientes de que cada partido puede ser diferente. Tenemos que hablar en la cancha, y no alardear de cómo estamos jugando. Además, somos conscientes de que Uruguay se las arregló para llegar a octavos superando una situación muy compleja. Fueron capaces de recuperarse de la inesperada derrota ante Costa Rica y ganarle a Inglaterra e Italia. Esto nos vuelve a demostrar cuán fuerte es Uruguay. Tenemos que estar preparados.

Echemos un vistazo a la historia de los enfrentamientos entre Uruguay y Colombia…

Recientemente nos hemos medido en dos encuentros de eliminatorias con resultados muy diferentes. En el primero, Colombia ganó 4-0, con el equipo jugando un fútbol excelente… y en el segundo nos enfrentamos a un Uruguay desesperado. Fue un encuentro muy parejo, diferente al anterior… y ellos nos enseñaron de qué material están hechos, ganándonos 2-0. Así que en estos momentos podemos decir que estamos empatados. Si miramos al pasado, Uruguay nos ha ganado muchas más veces que nosotros a ellos [ndlr: 18 triunfos charrúas por 11 colombianos], de modo que, históricamente hablando, siempre ha sido un rival muy duro para Colombia. Por eso mismo, éste el momento adecuado para ver si podemos cambiar la historia, disputando un partido tan importante en el que hay tanto en juego.

La gente habla de Uruguay como “la bestia negra” de Colombia. ¿En un motivo más de preocupación?

No. En el mundo del deporte esa clase de ‘mitos’ aparecen todo el tiempo, porque hay ciertas características que asociamos a la naturaleza de un equipo: su actitud, su estilo… y realmente así sucede. A veces, es el estilo de un equipo lo que le lleva a la victoria. Hay muchos ejemplos en el fútbol, como en los Italia-Alemania o Italia-Inglaterra. En el caso de Colombia, debemos admitir que la historia no nos favorece, pero siempre existe la posibilidad de darle vuelta, y esperemos que esta vez sea nuestro turno de ganarles. Sabemos que nos enfrentamos a un oponente muy difícil, pero tengo la confianza de que podemos lograrlo.

Colombia es un equipo al que le gusta atacar, mientras que Uruguay ha perdido a su mejor delantero, lo que probablemente implique un enfoque más defensivo. ¿Cuál es su plan para el partido? Se enfrentan dos estilos muy diferentes

Sí, claramente son dos estilos distintos, porque en Colombia siempre se han valorado más la técnica y el desarrollo de un fútbol atractivo y que entretenga, mientras que Uruguay se caracteriza por formar equipos sólidos y con jugadores muy eficientes. Defienden muy bien y rentabilizan sus ocasiones al máximo. Además, cuando los uruguayos se ponen la camiseta de la selección, parecen invencibles. Esas diferencias entre un estilo y otro hacen de éste un gran partido, porque se puede volver al clásico debate sobre ¿quién tiene la fórmula ganadora? Hay muchas formas de alcanzar la victoria. Los campeones mundiales a los que hemos visto hasta ahora han practicado estilos futbolísticos muy diferentes, y eso es lo que hace que al fútbol tan atractivo.