La senadora Claudia López explica en El Espectador los siete mandatos de la consulta y qué se necesita para que sea de cumplimiento obligatorio para el Estado.

hace 1 mes

Pelusso atacó y Santa Fe ganó

El técnico uruguayo puso dos delanteros, su equipo fue más vertical que en veces anteriores, generó más fútbol y ganó ayer su primer partido en la Copa Libertadores de América.

Sebastián Salazar, autor del segundo gol de Santa Fe ante Cobresal, en Chile./ EFE

Muchas críticas había recibido en los últimos días el técnico uruguayo Gerardo Pelusso, pues en los más recientes juegos Independiente Santa Fe había tenido actuaciones muy pobres ofensivamente y varios sectores de la hinchada cardenal lo catalogaban como un técnico muy defensivo, que iba en contra del tradicional estilo de juego del cuadro albirrojo. La semana anterior no atacó lo suficiente al Corinthians de Brasil y terminó perdiendo 1-0 por un error en defensa. Sólo en los instantes finales se lanzó al ataque, pero ya era muy tarde. Por eso ayer demostró que había aprendido la lección: atacó más, hizo dos goles y ganó 2-1 en Chile al Cobresal, en duelo celebrado en el el estadio El Cobre, de la región de El Salvador.

De entrada Pelusso paró a un equipo para atacar. A Luis Manuel Seijas no le puso tantas funciones de marcar, sino que le dio la responsabilidad de ser el creador. Adelante de él puso a dos delanteros: Carlos Ibargüen y Antony Otero. Esta vez el 9 cardenal no tuvo que ir a chocar sólo contra fuertes defensas, sino que se vio acompañado en la zona de arriba.

Tampoco es que Santa Fe haya sido una tromba, pero sí mostró avance en la generación de fútbol, una asignatura pendiente en su juego. Y eso que tuvo dificultades grandes como tener que enfrentar este trascendental compromiso sin sus dos laterales titulares. Tanto Sergio Otálvaro como Leivin Balanta sufrieron molestias físicas que no les permitieron ser de la partida. Por izquierda el que actuó fue el juvenil Cristian Borja, quien cumplió. Por derecha el encargado de relevar a Otálvaro fue un defensor central, Jaine Barreiro, que a pesar de actuar en una posición diferente a la que está acostumbrado, también superó las expectativas de Pelusso.

Otras de las novedades fueron la suplencia del argentino Jonathan Gómez, a quien seguramente le cobraron su mal partido en São Paulo, la semana anterior. El que tuvo una nueva oportunidad en el once fue Sebastián Salazar, quien fue uno de los más destacados.

El gol que abrió el camino del triunfo llegó tras un autogol de Patricio Jerez, al minuto 17. Eso le dio confianza a Santa Fe para seguir controlando el partido. De ahí que Sebastián Salazar, al minuto 34, marcara el 2-0 parcial, tras una buena habilitación de Borja. Y pudo ser goleada, pero Carlos Ibargüen se dejó provocar por un rival, fue expulsado y dejó a su equipo con 10 hombres desde el minuto 66. Por eso el que terminó sufriendo fue Santa Fe, pues al 89 descontó Cobresal por intermedio de Israel Poblete.

Este triunfo fue vital para el equipo bogotano, pues a segunda hora Cerro venció 3-2 a Corinthians y llegó a siete puntos, uno más que el cuadro brasileño. Santa Fe quedó con cuatro unidades en el tercer lugar y en los próximos dos juegos (ante Cobresal y Corinthians en Bogotá) deberá ganar para seguir con vida en la Copa. Lo que está claro es que si Pelusso mantiene una idea más ofensiva, avanzar a octavos de final ya no suena tan lejano.