Penal que no se quería dejar cobrar

Ni improvisando una pequeña barrera de hielo parecía posible detener el balón.

En Kazajistán las condiciones climáticas afectaron una acción de juego. Un penal a favor del FC Tobol se hizo casi imposible de patear para el ejecutor. (Ver video)

El pateador intentaba una y otra vez acomodar la pelota, pero sin éxito. El viento la corría una y otra vez. Hasta fue a buscar un poco de nieve detrás de la portería para improvisar una barrera que impidiera que el balón se moviera.

Finalmente, el encargado se apresuró y logró convertir el gol. El partido finalizó 5-1 a favor del FC Tobol, que además de vencer al FC Astana, logró convertir el penal que no se quería dejar cobrar.

 

Temas relacionados