Perú y Ecuador se jugaron su final en la Copa América

Empataron 2-2, en la segunda fecha del Grupo B. Los incas se juegan su clasificación ante Brasil, mientras que los de la mitad del mundo enfrentan en la última jornada al combinado de Haití.

El peruano Renzo Revoredo (izq.) disputa la pelota con Jéfferson Montero.  / EFE
El peruano Renzo Revoredo (izq.) disputa la pelota con Jéfferson Montero. / EFE

Las selecciones de Perú y Ecuador protagonizaron la noche de este miércoles, en Glendale, Arizona, uno de los mejores partidos en lo que va de la Copa América Centenario. Intenso y con muchas emociones resultó el duelo por la segunda jornada del Grupo B, del que saldrá el rival de Colombia, ya clasificada para los cuartos de final del torneo continental.

Los incas, que venían de ganarle 1-0 a Haití en el estreno, salieron con mucho ímpetu y muy rápido se pusieron en ventaja.

Apenas a los 4 minutos Christian Cueva abrió el marcador. Poco después Édison Flores amplió la diferencia tras una gran jugada personal.

De floja campaña en las eliminatorias suramericanas al Mundial de Rusia 2018, el equipo que dirige Ricardo Gareca es otro cuando participa en la Copa América. Lo demostró en Argentina 2011 y Chile 2015, cuando terminó en el podio e hizo muy buenas presentaciones.

Pero enfrente tenía al equipo de mayores progresos en los últimos años, al Ecuador que se ha ganado el respeto en la región. A pesar del mal comienzo, el conjunto de Gustavo Quinteros comenzó a apoderarse de la pelota y a manejar el ritmo del partido.

Descontó poco antes del descanso con un golazo de Énner Valencia y ya en el complemento logró la igualdad con Míller Bolaños, luego de una maravillosa jugada colectiva que inició Jéfferson Montero por el costado derecho de la defensa inca, el que más atacaron los ecuatorianos durante todo el partido.

Después de que se igualó el resultado, ambos equipos siguieron atacando en busca de la victoria. La tuvo más cerca Ecuador, que llegó por las bandas e intentó en la media distancia. Perú, por su parte, les apostó a los veloces contragolpes, a la potencia de Paolo Guerrero y la habilidad de Cuevas y Flores.

El empate en teoría favorece más a Ecuador, que en la última fecha del grupo enfrentará a Haití, que ha perdido los dos encuentros y es el primer equipo matemáticamente eliminado de la Copa.

Perú, en cambio, tendrá que ganarle a una Brasil que ha dejado buena impresión en sus dos primeras presentaciones y lidera la serie con cuatro unidades.

“Nos deja un mal sabor de boca el partido. No supimos manejar una ventaja de dos goles y eso nos puede costar la eliminación. Ganarle a Brasil será una tarea muy complicada, pero hemos mostrado argumentos futbolísticos para al menos intentarlo”, señaló Ricardo el Tigre Gareca, el técnico de los incas, quien con algo de amargura aceptó que “fue un juego muy entretenido, en el que la gente se divirtió, eso es bueno para los aficionados que pagan una boleta, pero no para uno como entrenador”.