La pesadilla de un futbolista colombiano en Inglaterra

Cristian Montaño fue acusado falsamente de amaños de partidos, razón por la cual el Oldham, equipo donde jugaba, lo despidió.

Cristian Montaño, delantero colombiano acusado falsamente de amaño de partidos. Foto: oldhamathletic.co.uk

La pesadilla del futbolista colombiano Cristian Montaño en Inglaterra comenzó en noviembre de 2013. Ese mes el caleño de 23 años estuvo dentro de los 13 futbolistas arrestados bajo la sospecha de estar involucrados en el amaño de partidos.

Después de conocerse la denuncia de amaños de partidos por el diario The Sun, el Oldham, equipo inglés de tercera división al que prestaba sus servicios como profesional, lo despidió. Por la denuncia del diario inglés donde supuestamente el colombiano había tratado de recibir una amonestación a cambio de dinero durante un encuentro de la Liga Uno, el delantero fue suspendido sin goce de sueldo y posteriormente despedido.

El entrenador del equipo en rueda de prensa ratificó la salida del delantero diciendo: “Después de una exhaustiva investigación llevada a cabo por Oldham FC, relativo a la conducta de Cristian Montano y tras largas discusiones con nuestro equipo de asesores legales y abogados, la decisión fue tomada por la directiva del club para despedir al jugador inmediatamente”.

No obstante este mes el Servicio de la Procuraduría de la Corona decidió desestimar el caso al no haber pruebas suficientes. Por esta razón el futbolista vallecaucano tiene la intención de demandar al Oldham. Acusa al club de doble moral, por haberle dado la espalda en su caso y luego intentar contratar al galés Ched Evans, quien quedó en libertad recientemente tras cumplir parte de la condena que le fue impuesta por violación, según informa la BBC.

“Hubo momentos en los que no pude parar de llorar, cuando pensaba que mi vida se había acabado, cuando pensaba que no había ningún camino de regreso”, indicó el colombiano en diálogo con el medio inglés (Lea la entrevista completa aquí), donde también agregó “ahora que el caso fue desestimado siento que las nubes ya no están sobre mi cabeza”.

“Nadie del Oldham habló conmigo sobre eso. Nadie me explicó lo que estaban haciendo. Ellos se pusieron en mi contra, me dejaron solo”, explicó el vallecaucano sobre su situación.

A esto se le suma que el club intentó fichar al jugador galés Ched Evans un mes después de salir de prisión tras cumplir parte de una condena por violación, algo que no se vio de buena manera. “Me sentí decepcionado, molesto, porque yo no había sido condenado por algo”, explicó. “Hubo acusaciones, pero yo era inocente”. Según el jugador a él lo trataron de una manera diferente al galés, hasta el punto que se vio obligado a devolverse a Colombia donde ahora juega con el América de Cali.