Pese a gol de Cuadrado, Juventus quedó eliminado a manos del Bayern Múnich

El club alemán ganó 4-2 el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions, el cual se tuvo que ir a la prórroga tras el 2-2 en los 90 minutos.

Bayern Múnich ganó la serie de octavos con un marcador global de 6-4. / AFP

Paul Pogba adelantó a los italianos al minuto cinco del compromiso. Un error del Manuel Neuer y David Alaba, dejó al francés solo frente al arco libre. Rápidamente los italianos consiguieron el gol que necesitaban para acceder a la siguiente fase, y con ello llegó la tranquilidad que no tuvieron en el partido de casa.

El equipo de Guardiola no encontró espacios en la defensa italiana, que lo controló en todo el primer tiempo. En un contragolpe magnifico del español Álavaro Morata que atravesó todo el campo de juego asistió al colombiano Juan Guillermo Cuadrado que con una gran definición puso el 2 - 0 en el marcador.

De ahí en adelante los alemanes tomaron la posesión de la pelota, pero eso no se transformó en peligro en el arco de Gianlugui Buffon que tuvo unos primeros 45 minutos muy tranquilos. La solidez característica de los equipos italianos fue la clave para que los dirigidos por Massimiliano Allegri manejaran el partido a su ritmo y no permitieran que los bávaros se acercaran en el marcador.

Juan Guillermo Cuadrado, que tuvo un gran desempeño en el primer tiempo, tuvo en sus pies la tercera anotación de su equipo, y la segunda en su cuenta personal, pero el palo no le permitió anotar su segundo gol en la competición.

El inicio de los segundos 45 minutos fueron más de lo mismo. Una Juventus sólida en defensa controló el embiste de los dirigidos por Guardiola. En los pies de Morata estuvo el tercer tanto; el balón pasó cerca del travesaño.

Ni las inclusiones de Bernat y Coman produjeron el cambio que quería el técnico español. A medida que pasaban los minutos la desesperación aumentó en el equipo alemán, que en ningún momento se sintió cómodo en el terreno de juego. La frialdad habitual de los alemanes no se vio en Múnich.

Cuando no se puede jugar por abajo, toca levantar el balón, y así lo hizo el Bayern. Tras un centro de Philip Lahm, Robert Lewandoswi puso el 1 – 2 a 17 minutos del final. El estadio vibró con ese tanto y apoyó a su equipo para ir en busca del gol que obligara a jugar tiempo de extra.

Los últimos diez minutos fueron lo que se esperaba: la Juventus, defendiendo con sus 11 jugadores y un Bayern totalmente volcado a buscar su segundo gol, que llegó por la misma via: centro de Coman y cabezazo de Thomas Muller, en el minuto de descuento.

En el tiempo extra no hubo muchas diferencias entre los dos equipos. Los minutos pasaron con ambos cuadros itentando buscar el gol que le quitara la igualdad a la eliminatoria para acceder a los cuartos de final. El desgaste físico era evidente en los 22 jugadores. Hasta que al minuto 108 una pared entre Thiago Alcántara y Thomas Muller puso el 3 a 2 a favor de los alemanes. Con una Juventus volcada al ataque, Coman anotó el 4 a 2 final en un partidazo en Alemania.

El viernes en Zúrich se conocerán los cruces de los cuartos de final. Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Wolsfburgo, PSG, Manchester City, Benfica y Bayern Múnich sigue en carrera por la copa más importante de clubes en el mundo.