Piden repetir partido por gol fantasma en Alemania

El Hoffenheim, equipo que perdió contra el Bayer Leverkusen este viernes por un gol que no existió, es quien lidera la petición.

AFP

El Hoffenheim reclamó la repetición del partido contra el Bayer Leverkusen, que perdió el viernes por 2-1 gracias a un gol fantasma que la Federación Alemana de Fútbol (DFB) también investigará.

El Leverkusen se colocó líder provisional de la Bundesliga tras su polémica victoria ante el Hoffenheim, gracias a un segundo gol de su delantero Stefan Kiessling que no debió subir al marcador porque se coló por un agujero del lateral de la red, tal como mostraron las imágenes de televisión. (Vea el gol que no fue)

En esas imágenes, se ve al delantero del Leverkusen que se echa las manos a la cabeza al ver como su remate roza el poste, pero se cuela dentro de la portería por un agujero de la red y sus compañeros corren rápidamente a felicitarle, por lo que el árbitro acaba dando el gol por válido.

"Es un escándalo. Definitivamente, vamos a protestar", anunció el directivo del Hoffenheim Alexander Rosen a los periodistas. "No fue gol y no hay dos interpretaciones", añadió.

El propio Kiessling admitió que primero pensó que "el balón no entró, pero todos los compañero vinieron a felicitarme y vi el balón dentro". "¿Qué se supone que debía hacer? Me quedé sorprendido y así se lo dije al árbitro", añadió.

La DFB anunció que el lunes una comisión federativa estudiará la situación. Ya existe un precedente parecido en el fútbol alemán, cuando se mandó repetir un partido que el Bayern Múnich ganó por 2-1 al Nuremberg con un gol de Thomas Helmer que no entró, en abril de 1994.

El Bayern ganó en la repetición por 5-0.

El Bayer Leverkusen suma ahora 22 puntos, con un balance de 7 victorias, un empate y una derrota, con lo que tiene ahora dos puntos más que el Bayern de Múnich (2º) y tres más que el Borussia Dortmund (3º).

El Bayern tiene la oportunidad de recuperar la primera posición si gana el sábado en casa al Maguncia (11º), mientras que el Borussia Dortmund puede alcanzar al equipo de Leverkusen si suma los tres puntos, también como local, contra el incómodo Hanóver, quinto de la tabla.

Agujero en la red

Sidney Sam, alemán de origen nigeriano, encarriló el partido para el Bayer Leverkusen en el minuto 26 y en la segunda mitad, Stefan Kiessling puso distancias en el 70 con su 'gol fantasma'. En el 88, acortó distancias para el Hoffenheim Sven Schipplock.

Kiessling y Sam se están confirmando como una de las sociedades más peligrosas del inicio de temporada en el fútbol europeo y entre ambos acumulan ya trece dianas. Sam queda por el momento como máximo anotador de la Bundesliga, con 7, y Kiessling está en el grupo que le sigue, con 6.

El tanto de Kiessling, a través de un agujero del lateral de la red, fue la imagen de la noche.

"Hablé con Kiessling, pero nadie, ni siquiera él, me dijo que no había sido gol. El balón estaba en el fondo de la portería y para todos en el césped había sido un gol normal", admitió el árbitro Felix Brych.

Kiessling reconoció que primero pensó que no había sido gol, pero que luego dudó.

"Primero pensé que el balón no había entrado, pero todos se precipitaron sobre mí. ¿Qué debía hacer? Sinceramente, no podía realmente juzgar por lo que había visto", comentó en declaraciones a la televisión Sky.

Más allá de la polémica, los jugadores del Bayer esta vez lo tuvieron relativamente sencillo ante un Hoffenheim (10º) que llegaba a la novena jornada con la defensa más perforada de la liga alemana (22 tantos en contra incluyendo los de este partido).

El Hoffenheim volvió a ser además talismán para el Bayer Leverkusen, que en sus diez anteriores confrontaciones ante ese rival sólo había cedido un punto.

Confianza antes 'Champions'

El Bayer Leverkusen continúa reforzando su confianza, dos semanas después de su importante empate 1-1 ante el Bayern Múnich de Josep Guardiola.

Este resultado refuerza además al equipo antes de su semana europea, donde jugará en la tercera jornada de su grupo de la Liga de Campeones ante el Shakhtar Donetsk ucraniano, el miércoles. El Bayer tiene tres puntos tras una victoria y una derrota, mientras que el Shakhtar acumula 4, los mismos que el líder Manchester United.

El sábado será el turno de los otros dos grandes favoritos al título alemán.

El Bayern de Múnich, que se mantiene invicto en las ocho primeras jornadas, recibe al Maguncia, un equipo de la zona media, mientras que el Borussia Dortmund tiene un compromiso más difícil ante el Hanóver.