¿Podrá el 'tiki-taka' darle otra Eurocopa a España?

Vicente Del Bosque, técnico del seleccionado ibérico, busca en Francia 2016 cerrar un ciclo exitoso que inició con Sudáfrica 2010, y continuó con Polonia y Ucrania 2012.

AFP

En los círculos del fútbol internacional Vicente Del Bosque es conocido por su diplomacia, su buen carácter y su bigote: hábil diplomático, el seleccionador que condujo a España al título en el Mundial 2010 y en la Eurocopa 2012 busca su última cima en Francia-2016.

Después de ocho años al frente de la Roja, el experimentado entrenador (65 años) ha deslizado que la próxima competición continental (10 junio-10 julio) será su último desafío tras una carrera llena de éxitos.

En tiempos de entrenadores estrellas, amantes de los gestos excesivos y las salidas de tono mediáticas, Del Bosque es una excepción: imperturbable, en rara ocasión abandona el banquillo durante los partidos y casi nunca eleva la voz en las conferencias de prensa.

"Me gustaría que cuando llego a la sala de prensa nadie sepa por mi actitud si hemos ganado o perdido", dijo en diciembre este 'gentleman', nombrado marqués por el Rey de España tras el título de España en Sudáfrica 2010.

En su largo camino, Del Bosque podrá presumir de ser el entrenador en funciones más laureado del fútbol mundial. Habitual hombre de la casa que se hacía cargo del equipo cuando se despedía a un entrenador, ganó dos Ligas de Campeones con el Real Madrid (2000 y 2002).

En la selección española sucedió a Luis Aragonés después de que el equipo abriera su ciclo mágico ganando la Eurocopa 2008.

- El 'tiki-taka' -

Tomar las riendas de la Roja después de su primer título internacional en 44 años no fue una tarea fácil. Pero la prudencia y el oficio de este hombre de voz profunda permitieron a una generación única lograr la serie Eurocopa-Mundial-Eurocopa, algo único en la historia del fútbol.

Antiguo jugador del Real Madrid, Del Bosque continuó el trabajo de Aragonés, con un estilo de juego muy técnico, interpretado por jugadores pequeños, conocido como el 'tiki-taka'.

Pero tras el título europeo en Polonia y Ucrania 2012, la selección española fracasó con estrépito en la primera ronda del Mundial 2014 de Brasil. El público español se puso del lado de Del Bosque y no cuestionó su trabajo.

El entrenador salmantino ha dicho que "si todo sale normalmente" la Eurocopa 2016 será su última competición, con la ambición de que la selección termine bien su ciclo bajo su dirección.

- 'Cambio generacional' -

Si la Roja gana en Francia, Del Bosque será el primer técnico en ganar dos veces la Eurocopa y el primero en llevar a una selección a tres títulos internacionales.

"Él me enseñó a vivir con la victoria. Guardó la calma durante los momentos duros y durante los momentos de gloria, cuando ganamos el trofeo. El respeto y la normalidad es lo que le define día a día", señaló el capitán de la Roja Iker Casillas.

"Vicente es la persona más humana con la que he compartido un vestuario", añadió Xavi, el cerebro del equipo victorioso español, retirado del fútbol internacional tras el Mundial 2014.

Entre los 'peros' que la prensa española pone a Del Bosque está su fidelidad a los pesos pesados. La presencia en Brasil 2014 de veteranos como David Villa, Fernando Torres o el propio Xavi fue criticada por algunos. Ahora ocurre lo mismo con Casillas, que esta temporada dejó el Real Madrid para jugar en el Oporto.

A pesar de esta lealtad, Del Bosque es consciente de lo que llama "el cambio generacional" y ha ido introduciendo prometedores jugadores en el equipo español en los últimos años. Con tacto y diplomacia, como siempre lo ha hecho.