Propietario de la empresa DIS se siente "traicionado" por Neymar

El empresario Delcir Sonda es socio fundador del grupo Sonda que detentaba el 40% de los derechos del jugador en el momento del traspaso al Barcelona en 2013.

Neymar deja la corte nacional de España en Madrid. Foto: AFP

El empresario brasileño Delcir Sonda, propietario de la empresa DIS que ha denunciado al astro brasileño Neymar por las supuestas irregularidades en su traspaso al Barcelona, afirmó este jueves sentirse "traicionado" y no haber sido informado nunca de las negociaciones de este fichaje.

"Me siento traicionado moral y económicamente", dijo Sonda en una rueda de prensa en Madrid, dos días después de que Neymar y su padre comparecieran ante un juez en el marco de la investigación por supuesta "estafa" y "corrupción entre particulares".

El empresario es socio fundador del grupo Sonda, propietario de la empresa DIS, que detentaba el 40% de los derechos del jugador en el momento del traspaso al Barcelona en 2013.

El grupo DIS ha denunciado a Neymar y a su padre, al Santos y al FC Barcelona al considerarse perjudicado en este fichaje. "Todavía no sabemos cuál fue el monto real de la transacción", denunció José Barral, director general del grupo Sonda, en la misma rueda de prensa, insistiendo en que "tenemos derecho al 40%".

"Delcir sólo empieza a saber de esta transacción por la prensa. Ni Santos, ni Barcelona, ni Neymar le han contactado nunca sobre este asunto. Él tiene una participación en un negocio, y se queda sin saber qué ha pasado", explicó Barral.

El Barcelona cifró oficialmente el traspaso de Neymar, de 23 años, en 57,1 millones de euros (40 millones para la familia de Neymar y 17,1 para el Santos brasileño), pero la justicia española calcula que fue de al menos 83,3 millones de euros.

DIS, que recibió 6,8 millones de euros de los 17,1 pagados al Santos, se considera doblemente perjudicado. Primero, por un acuerdo en 2011 entre Neymar y el Barça por 40 millones de euros para asegurarse el fichaje del jugador, que según DIS impidió a otros clubes pujar por el delantero, vulnerando el libre mercado y pudiendo constituir un "delito de corrupción entre particulares".

Sonda afirmó que en la misma época en que el Barcelona tenía este precontrato con Neymar, el padre del jugador "intentaba llegar a un acuerdo para comprar el 40% de DIS pagando unos 4 millones de euros". El empresario afirmó que la rechazó recordando que por entonces el jugador ya valía entre 60 y 70 millones de euros.

Por otro lado, DIS considera que algunos contratos anexos sirvieron para ocultar el monto real pagado al Santos y, por lo tanto, la parte que le correspondía, lo que supondría un delito de "estafa por simulación contractual". "Me siento víctima de un atraco", afirmó Sonda, que invirtió unos dos millones de euros en Neymar cuando era una joven promesa.

El empresario brasileño, que recordó la gran relación personal que él y su familia llegaron a tener con el jugador y su padre, insistió en que no han vuelto a poder hablar con ellos.

Neymar compareció el martes ante el juez José de la Mata, de la Audiencia Nacional (principal instancia penal), que investiga la demanda, afirmando que él solo firmaba los contratos que le daba su padre y que desconocía los detalles de los mismos. Su padre también declaró el mismo día para exculpar a su hijo y defender que los contratos se hicieron de forma correcta.

Sonda afirmó este jueves que ni Neymar ni el Barcelona ni el Santos respondieron a las preguntas de su abogado ante el juez. El empresario brasileño quiso finalizar su intervención con un mensaje a Neymar, del que dijo que es "un jugador excepcional" y al que instó a "mostrar madurez dentro y fuera del campo y resolver sus problemas judiciales en España y en Brasil".

614663

2016-02-04T10:00:02-05:00

article

2016-02-04T10:00:02-05:00

ee-admin

none

AFP

Propietario de la empresa DIS se siente "traicionado" por Neymar

64

4029

4093

Temas relacionados