PSG se clasifica a octavos tras el 2-1 propinado al Olympiacos

El equipo griego dejó escapar un valioso empate en los últimos suspiros. Zlatan y Cavani le dieron la victoria a los de París.

El uruguayo fue el autor del tanto de la victoria en el minuto 90, después de que los griegos hicieran lo más difícil al remontar el gol que en el minuto 7 había conseguido el flamante delantero sueco.

Lo pudieron hacer gracias a que jugaron toda la segunda mitad con un hombre más por la expulsión del italiano Marco Verratti. Hasta entonces, la supremacía parisiense había sido total.

El resultado complica las opciones de clasificación del equipo griego para octavos de final. La segunda plaza del grupo se la jugarán el Olympiacos y el Benfica, mientras que el PSG se garantiza la primera posición.

Olympiacos necesitaba ganarle a un equipo que no conoce la derrota esta temporada y que acumula 27 partidos europeos sin caer en su estadio.

PSG, que un empate servía para certificar su primer puesto del grupo, decidió salir a por el partido a partir del balón. Y lo monopolizó durante la primera mitad, cuando pasó por encima de la escuadra helena.

Zlatan abrió el marcador con su octavo tanto en Liga de Campeones. El sueco, que festejaba su centésimo encuentro en la máxima competición europea, recibió un centro de Van der Weil y logró, a bocajarro, su tanto 39 en la misma.

Pocos pueden presumir de haber firmado tantas dianas en la fase previa de la Liga de Campeones, una lista que lidera Lionel Messi gracias a los 14 tantos logrados en la temporada 2011/2012.

Con ocho están, junto a ‘Ibra’, Ruud van Nistelrooy, Filippo Inzaghi y Hernán Crespo, además de Ronaldo, con quien el sueco parece que mantendrá un nuevo duelo, tras el que protagonizaron con sus respectivas selecciones en la repesca para el Mundial y que se saldó del lado del luso.

El tanto de Ibrahimovic, el vigésimo tercero en los 22 partidos disputados en lo que va de temporada, allanó el camino a los parisienses, que se sintieron cómodos en el terreno.

El empate valía oro para el Olympiacos, pero cuando el partido parecía declinar, un contragolpe del brasileño Marquinhos permitió servir a Cavani para marcar el gol de la victoria parisiense.