Raúl Jiménez, nuevo delantero de Atlético de Madrid

Este será el segundo equipo del goleador de 23 años, luego de siete temporadas en América de México.

El fichaje de Raúl Jiménez equipará al Atlético de Madrid con un goleador mexicano más tres décadas después de Hugo Sánchez, que marcó 68 tantos como rojiblanco entre 1981 y 1985, y 22 años después de Luis García, con 33 dianas entre 1992 y 1994, dos compatriotas suyos que golearon en las filas atléticas.

Entre ambos aportaron 101 goles en competiciones oficiales con sabor mexicano en el equipo español, en el que ahora jugará otro atacante procedente de ese país, Raúl Jiménez, que a sus 23 años inicia el mayor reto de su carrera en la Liga española procedente del América, después del acuerdo anunciado por ambos clubes.

Hugo Sánchez llegó en el verano de 1981. En el banquillo estaba Luis Cid Carriega, que apostó por el goleador pegado a una banda, fuera de su posición natural, desubicado, desdibujado y pitado por su intranscendencia en el juego de un equipo que comenzó el curso con muchas dudas, eliminado de la Copa de la UEFA en primera ronda.

El atacante, que había llegado como cedido, viajó a mediados de octubre de 1981 a México para jugar con su selección el Hexagonal de la Concacaf para el Mundial de España 1982, mientras el club estudiaba la opción de rescindir el acuerdo de préstamo con el UNAM. No lo aceptó el club mexicano y el Atlético, entonces presidido por Alfonso Cabeza, varió su planteamiento: comprarlo para revenderlo.

Entre tanto, el banquillo cambió de técnico -llegó García Traid tras la destitución de Cid Carriega- y Hugo Sánchez volvió a la competición con la camiseta rojiblanca con un gol al Hércules, el principio del idilio que mantuvo con la portería contraria durante su estancia de cuatro años en el club de la ribera del Manzanares, como un '9' puro y como un rematador incontestable año tras año.

La voltereta con la que festejó sus goles fue entonces una imagen ya habitual en el conjunto rojiblanco, con el que firmó en Liga ocho tantos en 1981-82, 15 en 1982-83, 12 en 1983-84 y 19 en 1984-85, en el que fue el máximo goleador de la competición española. Además, esta última campaña, guió a su equipo al título de Copa del Rey con un 'doblete' en la final frente al Athletic en el Santiago Bernabéu.

Ahí terminó la historia de Hugo Sánchez con el Atlético, con el que anotó 68 dianas en partidos oficiales, antes de salir rumbo al Real Madrid, el 'eterno' rival de los rojiblancos, previo traspaso al Universidad de México. Con el conjunto blanco agrandó aún más sus registros ofensivos como un goleador de poderoso remate.

Siete años más tarde, en el verano de 1992, el Atlético también contrató a un goleador mexicano para reforzar su equipo: Luis García, que jugó dos años con la camiseta rojiblanca, entre 1992 y 1994, con un balance de 33 goles desde su debut en encuentro oficial con el Atlético: el 6 de septiembre de 1992 ante el Tenerife.

Su estreno fue inmejorable. En su primer partido en la Liga española firmó dos de los tres tantos de la goleada de su equipo al conjunto canario (3-0) -el otro fue de Roberto Solozábal-. Terminó esa campaña con una veintena de aciertos entre Liga (17), uno de ellos de penalti, y Recopa de Europa, en la que logró otros tres.

Al año siguiente redujo sus números goleadores. En el mismo número de choques disputados en la Liga, 29, aunque con siete partidos menos completos (11 por 18 del año anterior), marcó once tantos, a los que sumó otros dos en la Copa de la UEFA de ese curso, el último suyo en el Atlético, del que partió a la Real Sociedad.