Real Madrid también arrancó con pie derecho en casa