Reinaldo de América

El técnico vallecaucano se consagró como entrenador, al obtener la Copa Libertadores de América con Atlético Nacional. Rueda, con un trabajo silencioso, llevó al equipo antioqueño a lo más alto del continente. El Mundial de Clubes, su próximo reto.

Reinaldo Rueda se convirtió en el tercer entrenador colombiano en ganar la Copa Libertadores después de Francisco Maturana y Luis Fernando Montoya.  / AFP
Reinaldo Rueda se convirtió en el tercer entrenador colombiano en ganar la Copa Libertadores después de Francisco Maturana y Luis Fernando Montoya. / AFP

De la mano de Reinaldo Rueda, Atlético Nacional conquistó su segunda Copa Libertadores y el técnico vallecaucano obtuvo su máximo logro como entrenador, convirtiéndose así en el tercer estratega colombiano en ganarla, después de Francisco Maturana, en 1989, también con el equipo verdolaga, y Luis Fernando Montoya, en 2004, con Once Caldas.

Rueda necesitó un solo torneo con Atlético Nacional para conseguir su primer título como técnico. Llegó al equipo verdolaga en julio de 2015 y de su mano el equipo paisa conquistó su estrella 15 y se convirtió en el club con más estrellas en el fútbol colombiano. Siete meses después le sumó otra copa a la vitrina, en esta oportunidad la del trofeo más importante de clubes del continente.

Rueda, que no fue futbolista profesional, se graduó de la Universidad del Valle donde estudió educación física, pero fue en Alemania en donde adquirió mayor experiencia al obtener el título en la Escuela Superior de Deportes.

Sus primeros pasos en la dirección técnica estuvieron ligados a la formación de jugadores en las selecciones juveniles colombianas. Esta fue una de las principales virtudes que resaltaron los directivos del equipo paisa para nombrarlo el sucesor de Juan Carlos Osorio en 2015. “Este es un proyecto de Nacional, pero queremos que Reinaldo Rueda le ponga su impronta. Queremos ser aún más grandes, y él no está ajeno a este reto”, dijo el presidente del club, Juan Carlos de la Cuesta, el día de la presentación del vallecaucano de 59 años de edad.

En el equipo antioqueño ha encabezado un proyecto ganador basado en dos pilares fundamentales: dedicación y disciplina. Son los elementos que ha impuesto en su filosofía de juego y trabajo, y con ellos los resultados y logros no se han hecho esperar.

Es un técnico de pocas palabras, afirmó en su primera rueda de prensa que “tengo la ilusión y la motivación de conseguir cosas importantes con el club. Es mejor no hablar y llevarlo todo a la cancha, todo depende de los resultados, voy paso a paso”.

Y así fue, su camino en esta Copa Libertadores fue un largo trayecto de su equipo, pero un camino que desde el primer partido fue ilusionando a su hinchada en levantar la copa que ayer, en un estadio Atanasio Girardot lleno, se hizo realidad y las lágrimas de alegría de sus hinchas también fueron de agradecimiento al plantel de jugadores y, sobre todo, a Reinaldo Rueda, el hombre que con un trabajo silencioso hizo el sueño realidad.

Ayer consiguió su primer título internacional, ahora quiere y espera como todo hincha del verde que los éxitos sigan. “Con la llegada de Reinaldo queremos ser nuevamente dominadores y poner una huella a nivel mundial”, dijo el gerente deportivo Víctor Marulanda el día de la presentación del hoy entrenador campeón de la Copa Libertadores. Y no se equivocó.

Fútbol de alto vuelo fue lo que mostró el verde de la montaña en su recorrido por todo el continente. Huracán, Peñarol, Sporting Cristal, Rosario Central, São Paulo e Independiente del Valle, los equipos que superó en el camino a su segunda Copa Libertadores.

Conociendo la dedicación e inteligencia de Rueda, seguro en su lista de reproducción ya están los videos del Real Madrid, rival de Nacional en el Mundial de Clubes que se disputará a final de año.